El Consell peleará ‘por tierra, mar y aire’ por el agua del Segura

Generalitat insiste que el Gobierno cambió el texto que deben aprobar los ministros y elude posicionarse sobre presiones de Castilla-La Mancha al Gobierno

La rueda del Pleno del Consell de los viernes se ha convertido este 13 de enero en prácticamente un monotema de preguntas de la prensa al respecto de la controversia sobre la supresión de un acuerdo pactado por el Consejo Nacional del Agua que garantizaba agua del Tajo al Segura. Después de trascender que el Gobierno rompió unilateralmente un acuerdo pactado por Generalitat por el que se recorta agua al río Segura la consellera de Agricultura, Isaura Navarro, ha señalado que están en la batalla “por tierra, mar y aire” para defender los intereses del pueblo valenciano.

La consellera de Agricultura, Isaura Navarro, señala que se pactó una disposición adicional novena que condicionaba la subida del caudal ecológico del Tajo a los análisis anuales del estado de sus aguas y señala que el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, reconoció que el texto pactado era este. Sin embargo reitera que no es el texto del real decreto que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha enviado al Consejo de Estado previa aprobación del Consejo de Ministros.

Preguntada sobre posibles presiones del Gobierno de Castilla-La Mancha para la modificación unilateral del real decreto, de la que sostiene que no se ha informado al Consell, la palabras de la ministra dejan puerta abierta a las interpretaciones.

“En el Consejo Nacional del Agua quienes intervivinieron en contra del texto de la disposición adicional novena fue Castilla-La Mancha entonces, no es que se haya dicho explicitamente pero cualquier persona puede entender qué ha sucedido”.

La consellera ha añadido ante las insistentes preguntas de la prensa, “nos remitieron un texto, se ha votado un texto -en el Consejo Nacional del Agua- y el texto enviado al Consejo de Estado es otro. Y en el Consejo Nacional del Agua quien intervino en contra de que hubiera un estudio y una decisión respecto a la subida o no de los caudales ecológicos fue el representante de Castilla-La Mancha. A partir de ahí lo que haya pasado en conversaciones etc, y las desmotivación de las decisiones de otro órgano y de otra persona yo no tengo respuesta. Se ha de preguntar a la ministra y al secretario de Estado que es el que ha estado todo el rato presente”.

Navarro ha añadido que la ministra no estuvo en ningún momento de la jornada en la reunión en noviembre cuando se alcanzó el acuerdo. Y apareció en el último momento para disculparse.

Igual que ya ayer, y cada vez que es preguntado, el president Ximo Puig insiste en el diálogo, Isaura Navarro ha dicho que el Govern tendrá abierta la línea de la conversación hasta el último momento.

Ahora están en fase de esperar respuesta del Consejo de Estado sobre las alegaciones presentadas ante la supresión de la disposición adicional novena del real decreto. No están pensando en acudir a tribunales en este momento pero ha dejado claro que “harán lo que haga falta” para defender los derechos de la población valenciana y pelearán “por tierra, mar y aire” para recuperar el texto pactado.

“Valoraremos las acciones como Govern en el momento que tengamos una respuesta por parte del Consejo de Estado y en función de los que se apruebe por el Consejo de Ministros”.

La supresión de este texto supone que habrá una subida gradual de los caudales del Tajo, en detrimento del agua trasvasable al Segura. El pacto suponía un equilibrio afirma la consellera porque vinculaba el estado de calidad de las aguas a la subida del caudal del Tajo. “Ahora sí o sí, se hace el analisis, se estudian las masas y las inversiones para mejorar la calidad y cantidad pero sin tener en cuenta esos resultados se continúa subiendo el caudal ecologico”. Una subida “arbitraria que diga que se ha de subir aunque no sea necesario hacer esa subida” al no vincularse a criterio técnico.

E insiste que para que el acuerdo planteado por Generalitat Valenciana llegara al consejo nacional del Agua este había superado el informe de Abogacía del Estado y cumplía con la legislación europea y nacional. Pero también conforme a las sentencias del Tribunal Supremo argumentadas por la ministra para recortar el agua al Segura. Porque el caudal mínimo ya está establecido, según han afirmado tanto desde Generalitat estos días como fuentes del sector. A partir de los 6hm3 ya son subidas.

No planteamos cuestiones emocionales sino jurídicas” y además alude a cuestiones socioeconómicas “para alimentarnos en Europa y la necesidad de tener productos ferescos y de proximidad” por lo que considera esencial llegar a un texto de equilibrio.

Navarro ha confirmado que desde este martes que se reunió con el secretario de Estado no ha tenido ningún otro contacto con el Ministerio para profundizar en un tema de trascendencia para la región.

CatalàEspañol