Una Conselleria deshumanizada y antisanitarios

Verónica Marcos analiza las últimas actuaciones de la Conselleria de Sanitat.

Proteger a los que nos protegen y curan debería ser la principal premisa de la Conselleria de Sanidad y de cualquier Gobierno en general. Sin embargo, si hacemos balance de todo lo que han sufrido nuestros sanitarios en los últimos 15 meses, cuidarlos no ha sido una prioridad para los responsables políticos de la Generalitat.

Primero los mandaron a primera línea desprotegidos, con bolsas de basura y mascarillas caseras, después anunciaron a bombo y platillo “una paguita extra “por trabajar sin descanso, que finalmente resultó ser como muchos profesionales calificaron, una limosna. Nuestros sanitarios colaboraron en todo lo que se les pidió, suprimieron permisos, cambiaron sus vacaciones y tiempos de descanso para poder estar disponibles, se dejaron la piel. Eran tiempos de aplausos en balcones y pasillos, de palmadita en la espalda, de pedir esfuerzo, de pedir humanidad, algo de lo que ahora quieren que nos olvidemos.

En los últimos días, hemos descubierto que Barceló y Puig, no sólo ocultaron a la opinión pública los fallecidos en esta pandemia,  sino que también han intentado esconder a los profesionales a los que desprotegieron y se contagiaron cuidando a los enfermos. Personas que llevaron el virus a sus casas exponiendo a sus padres, hijos, hermanos, abuelos…algunos tuvieron incluso que salir de sus hogares por seguridad.

Muchos de estos profesionales, se olvidaron de que su especialidad era traumatología, ginecología o cualquier otra, y se fueron sin quejarse y sin dudarlo a las residencias a cuidar de nuestros ancianos, a los centros de vacunación o donde hicieran falta; a ellos que hace unos meses les aplaudían y pedían que por humanidad se dejaran la vida para protegernos, hoy les mandan un SMS para decirles ADIÓS. Por lo visto, ya no es tiempo de humanidad, ahora es tiempo de recortes, como dice Oltra, son “temas de organización que no se tratan en el Gobierno”.

Ahora para el Consell ya no son héroes, no son prioritarios, no son humanos, son “temas”, son más de  más de 3000 contratos COVID de los que se puede prescindir apretando el botón de una computadora. Tenemos una Conselleria de Sanidad deshumanizada y antisanitarios. Y todo esto, en un momento en el que por mucho que lo quieran ocultar, aún no hemos recuperado la actividad normal, las listas de espera no sólo quirúrgicas siguen aumentando, las pruebas diagnósticas y las patologías urgentes se demoran, pronto se descubrirán cuántos enfermos graves han empeorado o fallecido por no tratarlos a tiempo, seguimos necesitando a esos profesionales, tenemos que seguir protegiendo a los que nos protegen, necesitamos humanidad y no la deshumanización de Puig-Barceló y Oltra, que les han tratado con soberbia,  les han mentido y utilizado durante todo este tiempo.

CatalanSpanish