Las constructoras esperan la ‘seguridad jurídica’ del Plan General para poder construir en Castelló, según asegura el ayuntamiento

Se prevé que en abril esté aprobado el plan de ordenación pormenorizado (POP) aunque mientras se irán desarrollando los planes 'específicos' de la marjalería.

La luz verde de una nueva etapa para que Castelló tenga por fin un plan urbanístico definitivo marca para el ayuntamiento la cuenta atrás de una recuperación de la construcción en la ciudad. Así lo ha sugerido el portavoz municipal José Luís López quien ha asegurado que “la seguridad jurídica que da ahora la aprobación del Plan general estructural hará que muchas constructoras que se han interesado en este tiempo por los informes de cada zona desarrollen sus edificaciones”.

Con esta expectativa, López, que no ha detallado más en qué se basa esa confianza, sí que ha hablado de que zonas como Sensal o toda la zona oeste, de la ciudad esperaban la certeza y la seguridad de que Castelló tuviera por fin aprobado el Plan General para no tener que construir acogiéndose a unas normas transitorias.

Sin embargo, pese al avance que, aseguran, supone esta nueva fase aún falta una última concreción. Se trata del llamado POP, es decir el plan de ordenación pormenorizada que es el que concreta las actuaciones, los usos y los detalles de las áreas urbanizables en cada zona, las características y los requisitos que deben cumplirse entre otras muchas cuestiones.

Por tanto, el consistorio espera que esta definición, inexistente en los últimos, sirva de aliciente para nuevos desarrollos urbanos y no solo en cuanto a suelo urbanizables sino “al crecimiento de la ciudad como una mancha de aceite, también en construcciones en terrenos dotacionales, y en todo lo demás” ha explicado López.

Avance en los PIR de la ‘marjaleria’

Por otra parte, en cuanto a los avances en la definición de los Planes interiores de reforma (PIR) de la marjaleria, López ha apuntado que ya “tenemos un plano donde se definen todos los planes de reforma interior”.

Cabe recordar que se trata de aquellos desarrollos hechos, digamos ‘a medida’ en zonas protegidas y que deben acogerse a determinadas características vinculadas a las especificaciones de inundabilidad, sistema de alcantarillado y sobre todo impacto ambiental de manera que sean factibles para que se puedan consolidar aquellas edificaciones previas la última Ley que protegía esta zona con las correspondientes restricciones por la calificación de este suelo.

ValenciàEspañol