Correos convoca una huelga general para el 28 de noviembre coincidiendo con el Black Friday

Los sindicatos convocantes dicen estar "hartos del maltrato y la pérdida de derechos" y la empresa asegura no conocer la convocatoria

iferentes sindicatos han convocado una huelga general de Correos para el día 28 de noviembre en toda España, así lo han hecho público en un comunicado.

En este explican que están “hartos del maltrato y la pérdida de derechos” de los trabajadores de este servicio.

La empresa, por su parte, afirma no tener constancia de la convocatoria de huelga. Tampoco la comisión negociadora, órgano interno de interloción, señala a su vez en un comunicado. Y manifiesta que los sindicatos convocantes “representan menos del 10% de la representación sindical”. Añade que garantiza su servicio y la prestación del Servicio Postal Universal.

Además, explican que se ha tomado esta decisión “ante la imposibilidad de avanzar en la negociación del próximo Convenio Colectivo de Correos para incluir mejoras en las condiciones de trabajo y un servicio postal público de calidad, que asegure el futuro de Correos y toda la plantilla postal, los sindicatos CGT, LAB, ESK, ELA, SiPcte, Intersindical Valenciana y CNT” han decidido convocar huelga general.

De hecho, los sindicatos han querido acompañar la convocatoria con el lema ¡Paramos el Black Friday!, aunque lo que realmente estará afectado es el Cyber Monday, ya que el Black Friday se habrá celebrado el 25 de noviembre, mientras que el Cyber Monday (otra fecha de tradición anglosajona en la que se compra muchísimo por Internet) es el día 28.


Los trabajadores explican que la fecha también está elegida por ser las semanas previas a la Navidad, cosa que les servirá para “hacer presión” para que la empresa “se siente a negociar“.

Salarios

Los sindicatos piden “una subida salarial que deje de empobrecernos“, el “aumento del plus de kilometraje“, la “cobertura y el aumento de la plantilla“, que no haya jornadas partidas ni jornadas de lunes a domingo y la equiparación con el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) para los empleados de Correos.

Además, aclaran, que “la situación se ha vuelto insostenible. La enorme pérdida de poder adquisitivo, alrededor del 20% (para el personal laboral) y 25% (para el funcionariado), acerca al colectivo postal peligrosamente al SMI. La falta sistemática de personal y las constantes presiones impiden trabajar en un ambiente laboral sano y seguro, así como la prestación de un servicio público de calidad”.

Negociación IV Convenio Colectivo

Mediante la negociación del IV Convenio Colectivo, el actual se firmó en 2011, “pretendemos que se mejoren aspectos centrales como son el salario, la jornada, la conciliación y la salud laboral. Sin embargo, Correos está desarrollando una negociación llena de altibajos donde no muestra abiertamente sus planteamientos y los pocos que se han conocido son tremendamente negativos, como la intención de introducir nuevas modalidades de jornada y, en concreto, la jornada partida”, son contundentes.

Tabla reivindicativa

Entre las demandas de la tabla reivindicativa con la que se ha afrontado la negociación del próximo Convenio y que suponen el “corazón” del calendario de movilizaciones y huelgas, destacan: la inclusión de la cláusula de revisión salarial para vincular los sueldos al IPC, la instauración de las 35 horas semanales; la cobertura real de todas las plazas estructurales y la recuperación de las decenas de miles de puestos de trabajo perdidos en lo que llevamos de siglo.

A su vez, las organizaciones convocantes también incluyen reivindicaciones de índole institucional como el aumento de la partida presupuestaria para la prestación del Servicio Postal Universal (SPU) –que ha ido recortándose año tras año hasta caer a los 110 millones actuales- y la inclusión del personal de Correos en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP).

El objetivo es que, mediante la consecución de estas medidas, “por fin se logren mejoras de extrema necesidad, blindar el carácter público de Correos y asegurar su centralidad en la prestación de servicios destinados a satisfacer las necesidades de la sociedad”.

El 28 de noviembre será la primera fase de la movilización. “Si la empresa mantiene su negativa a atender las demandas de la plantilla postal y la Dirección-Gobierno sigue mirando para otro lado será solo el principio del conflicto”.

Correos afirma que no privatizará el modelo de negocio ni habrá despidos

En declaraciones a Diario de Alicante, Correos ha señalado que se encuentra inmersa en un proceso de transformación de su modelo negocio, “sin privatización ni despidos. El objetivo es generar los ingresos que reviertan una situación de pérdidas de envíos postales agravada por la situación de la pandemia (en 2021, 212 millones menos que en 2020, año en el que se enviaron 500 millones de envíos menos que en 2019)”. Este proceso de transformación gira en torno a tres ejes: la diversificación de servicios, la internacionalización y una mejora de la eficiencia. Todo ello, afirman, manteniendo la calidad del servicio a la ciudadanía y con un empleo estable y de calidad, sin ningún plan de privatización y sin ningún proceso de despidos.

La compañía pública sostiene que fortalece su apertura a otros sectores y a diversificar su negocio, asignando sus recursos humanos, logísticos y tecnológicos. Así, en función de la producción, que es fluctuante, adecua su plantilla y la estructura de sus secciones de reparto al nivel de actividad real. “Y todo ello manteniendo siempre la calidad del servicio que presta a toda la ciudadanía, los compromisos de entrega de los envíos y notificaciones en los plazos contratados y el respeto a las condiciones laborales de su personal”.

Correos precisa que sigue apostando por el diálogo social continuo sobre cuestiones laborales y el empleo estable “que nos van a permitir poder llevar a cabo nuestras nuevas líneas de futuro y potenciar los nuevos negocios”.

En materia de riesgos laborales ha aseverado que todos los centros al inicio de su actividad son sometidos a la preceptiva evaluación de riesgos laborales que marca la normativa vigente en Prevención de Riesgos Laborales. Está es efectuada por el servicio de prevención propio de Correos. “Para esa tarea se cumplen los derechos de participación de los delegados de prevención provinciales que la normativa les otorga”.

También ante nuevas aperturas de centros de trabajo, toda la plantilla es informada y formada en materia de prevención de riesgos laborales, “y correctamente dotada de los equipos de protección individual indicados en la evaluación de riesgos, equipos de trabajo y elementos auxiliares especificados, coordinación de actividades con terceras empresas, etc”.

CatalàEspañol