Ruiz reitera al Obispado la voluntad del equipo de gobierno de retirar el monumento a los caídos

La concejala de Memoria Democrática le ha trasladado el ofrecimiento de la cruz latina que forma parte del monumento

La concejala de Memoria Democrática, Verònica Ruiz, se ha reunido con el vicario general de la Diócesis Segorbe-Castelló (por delegación del obispo). Ruiz le ha trasladado, tal como recoge el informe del secretario general de la administración municipal, el ofrecimiento de la cruz latina que forma parte del monumento, ante la inminente retirada.

El encuentro se ha producido después de que el edil remitiera un escrito en estos términos a todas las autoridades cristianas de Mesa Interreligiosa de la ciudad de Castelló, en que explica el contenido del informe de la Dirección General de Calidad Democrática, el cual determina la retirada del monumento, y sobre la voluntad del equipo de gobierno de cumplir con la ley. Después de que el obispado respondiera al consistorio para mostrar “su disponibilidad para dialogar sobre el tema”, la regidora ha mantenido una reunión con el vicario general de la diocesis para incidir en este asunto.

Informe de Calidad Democrática

Cabe que recordar que el informe emitido por la Dirección General de Calidad Democrática determina que “el Ayuntamiento de Castelló tendrá que proceder a su retirada, mediante autorización por la Consellería competente en materia de patrimonio cultural, teniendo en cuenta que este símbolo se encuentra situado en un parque público declarado Bien de Interés Cultural”.

El documento emitido por el Consell también señala que el monumento del Parque Ribalta se considera “un elemento contrario a la memoria democrática”, de acuerdo con el artículos 39.1 y 6 de la Ley 14/2017, de 10 de noviembre, de la Generalitat, de memoria democrática y para la convivencia de la Comunidad Valenciana.

CatalanSpanish