CSIF exige chalecos antibalas, chubasqueros y ropa de verano para los agentes de València

La central sindical lamenta “la inacción y dejadez” por parte del Ayuntamiento y le advierte del incumplimiento de sus obligaciones en prevención de riesgos laborales.

El sindicato CSIF ha presentado escrito ante el Ayuntamiento de Valencia para solicitar “chalecos antibalas, equipo de protección frente a lluvias, pantalones de verano y otros elementos básicos o prendas de uso personal” para los agentes de Policía Local que todavía no los han recibido. La central sindical calcula que estas carencias afectan en la actualidad a más de un centenar de agentes ya incorporados.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que ni los 53 agentes de movilidad que entraron en diciembre, ni los 21 de las nuevas incorporaciones que ya han realizado el curso del Ivaspe ni otros que prestan su tarea tras permutas, disponen de los medios de necesarios que garanticen su seguridad y salud en su labor.

El sindicato señala que en enero el argumento del Consistorio ante la petición de CSIF fue que existía “un problema con las tallas”. Transcurridos cuatro meses, la central sindical considera que “debido a la inacción y dejadez del Ayuntamiento de Valencia esta situación se prolonga demasiado en el tiempo”. Por ese motivo ha presentado escrito este lunes por registro de entrada pidiendo la dotación de “botas de agua, chubasqueros, pantalones de trabajo de verano y, de manera rápida y urgente, chalecos antibalas”.

CSIF recuerda al Consistorio la obligación que tiene, como empleador, de cumplir la ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 14, que reconoce “el derecho de los trabajadores a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Este derecho supone un correlativo deber del empresario de protección”.

La central sindical, en su escrito, también advierte de las sanciones contempladas en el Código Penal por “no facilitar los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas”. A este respecto apunta que los denominados ´chalecos comunitarios´, que algunos agentes –a falta de chaleco particular- emplean y dejan al terminar el turno y que reutiliza el siguiente “no tienen el uso personal que debería de ser el adecuado”, además de alertar la antigüedad de algunos, fabricados antes de 2005, y del mal estado, “con cintas de velcro” y “sin mantenimiento”.

CSIF, ante esta situación, pide “que se haga entrega a los policías locales recientemente incorporados, y al resto de agentes que no dispongan de ellos, de chaleco antibalas, equipo de protección frente a meteorología adversa como botas de agua o chubasqueros, pantalones de verano y otros elementos básicos o prendas de uso personal”. Además, también exige contestación urgente al escrito explicando el Ayuntamiento las medidas que va a adoptar.

ValenciàEspañol