CSIF exige filtros HEPA en todas las aulas para retomar las clases

El sindicato recuerda que solamente 8.000 de las 47.000 aulas tienen depuradores de aire e insiste en la necesidad de personal de Enfermería en centros

El sindicato CSIF exige a Conselleria de Educación la instalación de filtros HEPA en todas las aulas para el inicio de las clases, el próximo lunes 10 de enero. La central sindical recuerda que únicamente 8.000 de las alrededor de 47.000 aulas existentes en la Comunidad Valenciana disponen de este sistema para purificar el aire, por lo que basan la ventilación en la apertura de ventanas, pese al incremento del frío. CSIF también hace hincapié en la necesidad de personal de Enfermería en centros.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta que, en el tercer curso ya de pandemia, “Conselleria vuelva a fiar todo a la ventilación natural, a abrir las ventanas, sin poner medios en la mayoría de las aulas”. Esta situación de falta de filtros HEPA provocará que “volvamos a ver al alumnado en clase con mantas en las próximas semanas, algo que nos parece impresentable y que se debe a la falta de planificación y previsión”.

El sindicato recalca que la Administración “no ha hecho los deberes en estas fiestas” y, por ese motivo, le urge a que acelere en las próximas horas tanto en la dotación de filtros y medidores de CO2 como en la distribución de mascarillas, de manera que “el día 10 estén a disposición del personal y no ocurra como en el pasado trimestre, que no llegaron hasta diciembre”.

CSIF hace hincapié en su histórica reivindicación de personal de Enfermería en los centros educativos, cuya presencia resulta más necesaria todavía en la actual situación de pandemia para garantizar la seguridad de docentes y alumnado ante la multiplicación de contagios.

La central sindical insiste a Conselleria en negociar más y mejor para llevar a cabo una planificación de las medidas imprescindibles. En este sentido lamenta que la vacunación al personal docente se esté desarrollando sobre todo esta semana, con lo que la mayoría de profesionales se reincorporarán el lunes a los centros sin que hayan pasado los días necesarios para que haya hecho efecto la vacuna. CSIF considera que Conselleria de Sanitat tendría que haber administrado la dosis antes del 31 de diciembre.

El sindicato, en esta misma línea de previsión, insiste en un plan de revisión y reforma de instalaciones escolares, ante el retraso en la remodelación de numerosos centros y la falta de información por parte de Conselleria de Educación pese a las continuas peticiones al respecto de CSIF.

CatalàEspañol