05:03 - lunes, 4 marzo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

CSIF exige la ‘reactivación’ de la terapia para pacientes con adiciones en el departamento de la Ribera

El sindicato denuncia que los grupos de terapia están paralizados desde marzo de 2020 y esto 'perjudica' a las más de 70 personas que son usuarias

El sindicato CSIF “exige” a la dirección del departamento de salud de la Ribera que “reactive” los grupos de terapia de la Unidad de Conductas Adictivas (UCA). La central sindical explica que están paralizados desde marzo de 2020 y que esto “perjudica” a las más de 70 personas que pasan anualmente por ellos y a las nuevas que no pueden incorporarse al no desarrollarse este método terapéutico fundamental.

El sindicato señala en un comunicado que, al inicio de la pandemia, esta actividad quedó suspendida. Con la caída de las restricciones, en junio del pasado año, dieron la instrucción para reactivarlos. No obstante, y a pesar de la continua reclamación por parte de los profesionales y los afectados de “un espacio adecuado y ventilado” para desarrollarse estas terapias, la dirección del departamento de salud “no lo ha asignado”.

Además lamentan que “tampoco ha respondido a la propuesta de junio de este año de apertura de un nuevo grupo de personas adictas con diagnóstico de psicosis y trastorno por uso de sustancias”.

La central sindical recalca que “ni dan alternativas ni muestran la menor preocupación por los grupos de terapia”. En este sentido, advierte de que estas reuniones “resultan fundamentales para recuperarse de una adicción”. Al no realizarse, los actuales pacientes “empeoran” y “tampoco pueden incorporarse otros nuevos a quienes se las prescribe el especialista”.

Además apuntan que, hasta marzo de 2020, funcionaban dos grupos, que reunían a una quincena de personas por sesión. Uno, el denominado Matrix, abarcaba a hombres y mujeres y estaba citado los miércoles de 13 a 15 horas; y el otro, específicamente para mujeres, se llevaba a cabo martes de 10 a 12 horas.

CSIF hace especial hincapié “en la precariedad en esta prestación” en un departamento de salud que “solamente dispone de una UCA” a pesar de que, por población, le correspondería una segunda. “La situación se agrava ante la imposibilidad, por no disponer de un espacio en condiciones adecuado, de llevar a cabo las reuniones de grupos amplios, de una quincena de personas, fundamentales para una evolución positiva de los pacientes” cocluyen.

Últimas noticias

Contenido relacionado