El ayuntamiento de Castelló no revela qué tipo de datos son los robados tras el ciberataque

El consistorio insiste en qué las posibilidades "de que estos datos -ahora en la red profunda- se publiquen en abierto son muy escasas"

Tras hacer público este lunes que el Ayuntamiento de Castelló había detectado que en la internet profunda existía información encriptada robada al consistorio en el ataque informático sufrido el pasado 30 de marzo, hoy el portavoz del equipo de gobierno, José Luís López, asegura que los expertos creen que “las posibilidades de que estos datos trasciendan y puedan llegar a la red en abierto son muy escasas”.

Sin embargo, y por recomendaciones de seguridad y prudencia, no se ha facilitado ninguna información sobre el tipo de datos de que se trata. López también ha recordado que se está hablando de un “delito” y que el ayuntamiento “es la víctima”.

Por otro lado, hoy se ha celebrado también una junta de Portavoces, tras la Junta de Gobierno “donde se ha explicado a todos los grupos políticos en el consistorio en qué momento se encuentra la situación tras el ataque informático y tras el descubrimiento de que sí se había producido robo de datos y que estos se hallaban en la red profunda”.

Cabe recordar que solo hace 48 horas, desde el consistorio ya se ponía en conocimiento de la Policía Nacional, nuevas informaciones ya que se habían detectado unas publicaciones en redes sociales en las que se informaba de la existencia de estos archivos encriptados en el nivel profundo de la red. Todo esto después de que en un primer momento se hablara únicamente de un ataque del tipo “ramsonware”, donde se pide un rescate por la desencriptación, y que entonces se asegurara que no se había producido “robo”.

Estos hechos se sumaron así a la investigación sobre el ciberataque que está en manos de la Policía Nacional, el Centro de Seguridad TIC de la Comunitat Valenciana y el Centro Criptológico Nacional, del Ministerio de Defensa, así como a la Agencia Española de Protección de Datos

CatalanSpanish