Marco acusa a los grupos municipales de protagonizar un debate del estado de la ciudad ‘plagado de insultos’

Las menciones a la falta de confianza, tanto desde dentro como fuera del ayuntamiento y la reivindicación por parte de Compromís de un nuevo Hospital universitario han sido algunos de los puntos álgidos.

Poca autocrítica, mucha propaganda electoral, ataques constantes y escaso análisis de la gestión, más allá de una innumerable cantidad de cifras utilizadas a conveniencia de los oradores. Esa podría ser la crónica del debate sobre el estado de la ciudad que Castelló ha albergado este jueves.

De hecho, hasta el mismo portavoz de Podemos, Fernando Navarro, ha apuntado en una de sus intervenciones que también echaba en falta hablar un poco más de la gestión y no tanto reiterar argumentos con fines electoralistas. Navarro ha entonado el ‘mea culpa’ asumiendo que si en las próximas elecciones la ciudadanía decide cambiar el rumbo en sus votos será por “falta de confianza”. Un comentario del socio podemita que no ha gustado a la alcaldesa que le ha espetado con un “‘¡pues ala!, ya sabe…. a treballar” en su intervención final.

Un cierre de debate, el de la alcaldesa, donde Marco ha recriminado la actitud de la oposición con marcados ataques y duras críticas a las intervenciones de los concejales de las bancadas no socialistas. Hablando además de “vergüenza ajena” y definiendo el que será el último debate del estado de la ciudad como un encuentro con intervenciones “plagadas de insultos”.

La premonición de Navarro de ‘falta de confianza’

En la primera intervención de Navarro, el portavoz de la morada ha reconocido el fracaso de sus objetivos y ha hecho mención explícita a unos futuros comicios donde se vislumbraba su pesimismo.

“… Somos conscientes que es un Pleno del debate de la ciudad marcadamente pre-electoral y que todo el que digamos hoy será escuchado con esceptecisimo y leído con descrédito en las crónicas de los medios de comunicación. Unidas Podemos empezamos este mandato en el debate de investidura señalando como uno de nuestros retos la lucha contra la desafección política. Y hasta ahora es evidente no lo hemos conseguido revertirla. Hoy esa tendencia hacia la desconfianza en las instituciones y en las representantes públicas solo se ha acentuado“, ha reconocido.

Además, en sus palabras ha habido una llamada explícita a sus “compañeros” de gobierno: “le pedimos al Partido Socialista de Castelló que también hoy inicien su propio giro a la izquierda de su política municipal“.

Carrasco argumenta citando las palabras del ex-concejal socialista Donate

También la ‘confianza’ o la desconfianza ha sido uno de los pilares a los que ha hecho mención la oposición, pero en su lista de reproches, donde entre otras cosas ha acusado a la alcaldesa de recorrer “28.000 kilómetros en viajes que no sabemos lo que le han reportado a esta cuidad”, quizá la parte más mordaz de la intervención de Begoña Carrasco, ha sido cuando ha hecho uso de las palabras del exconcejal socialista, David Donate, con las que explicó el pasado mes de abril los motivos de su marcha.

“Habló de un proceso paulatino de pérdida de ilusión y confianza en el proyecto que le había llevado hasta aquí”, ha recordado la portavoz popular. “Era su portavoz, señora alcaldesa, el portavoz socialista que llevaba en este ayuntamiento áreas tan importantes como Policía o Hacienda”, ha ahondado.

La petición de un nuevo Hospital que une a Compromís y PP

Por otro lado, la petición de un nuevo Hospital para Castelló, ha sido uno de los pocos temas en los que ha habido acuerdo, aunque curiosamente este se ha dado entre Compromís y los populares, ya que Begoña Carrasco ha mostrado en su turno de palabra, su apoyo a la reivindicación realizada por García.

“Si queremos una ciudad sana, nos hacen falta infraestructuras”, ha destacado el portavoz de la formación en una intervención donde también ha hablado de otros aspectos como justicia social o la necesidad de anticiparse a los efectos de la Emergencia Climática. Un aspecto que ha argumentado defendiendo alternativas vinculadas a los recursos hídricos: “queremos que Castelló se incorpore al futuro consorcio provincial del agua, para garantizar este recurso básico”.

Las cuentas de Marco, desde 2015

Además de ser la primera edil la encargada de abrir y concluir el debate, la alcaldesa, Amparo Marco, ha anunciado un decálogo de medidas “dirigidas a reforzar la respuesta ante las dificultades de la economía, incidiendo en la protección de la clase media trabajadora y de la mayoría social”. Unas líneas estratégicas que ha desglosado tras realizar un balance de gestión, con 152 millones de euros de inversión desde 2015 hasta la actualidad, que convierte al Ayuntamiento de Castelló en la administración más inversora de la provincia.

Respecto al decálogo de medidas anunciado por Marco, ha destacado la apuesta por la inversión pública como motor de dinamización y estímulo económico, con la ejecución de proyectos por valor de 40 millones de euros; la congelación de la presión fiscal global y la reducción de la tributación “en la medida que las circunstancias lo permitan, con bonificaciones, bajadas y prórrogas de las medidas de ajuste fiscal”; y la reducción de la deuda municipal, con el objetivo de deuda 0.

ValenciàEspañol