Detenidos por estafar casi medio millón de euros a una empresa de paquetería

Los presuntos estafadores lograron recoger hasta 617 paquetes, no pagados y justificados con documentos falsos de transferencias bancarias que luego revendían a un precio mucho más inferior.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, dos hombres y una mujer, de entre 27 y 35 años, como presuntas autoras de un delito de estafa, tras al parecer defraudar 469.000 euros a una empresa de paquetería ubicada en una localidad de la comarca de l’Horta. A los dos varones se les imputa, además, los delitos de falsedad documental y blanqueo de capitales.

Las investigaciones por parte del grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Quart de Poblet (Valencia) se iniciaron a mediados del pasado mes de octubre, tras tener conocimiento los agentes que una empresa de mensajería habría sido víctima de una estafa, ascendiendo el valor de lo defraudado a 469.000 euros.

Los presuntos autores de la estafa habrían realizado pedidos a través de Internet a una marca de lujo, perteneciente a una sociedad ubicada en Polonia, concretando el pago de los mismos contra rembolso a través de la empresa de mensajería. Posteriormente, para recibir el pedido, acreditaban a dicha empresa de paquetería haber abonado el producto a través de transferencia bancaria, mostrando justificantes de pago que resultaron ser falsos.

Los investigadores identificaron al presunto cabecilla del grupo que realizaba estas estafas, un varón con numerosos antecedentes policiales por hechos similares, que empleando el modus operandi antes mencionado logró recoger hasta 617 paquetes, no pagados y justificados con documentos falsos.

Un trastero para guardar los productos estafados

Los agentes también identificaron a la pareja y a un amigo del principal investigado, que habrían colaborado con él en la recogida de los paquetes y en el traslado de los mismos hasta el lugar donde eran depositados: un trastero alquilado al efecto para guardar todos los productos procedentes de esta estafa.

Los policías comprobaron que el principal sospechoso incluso tuvo que cambiar de trastero, en busca de otro de mayor tamaño, para poder guardar la gran cantidad de efectos que tenía en su poder. Parte de estos productos eran posteriormente vendidos a amigos y conocidos por un precio muy por debajo al habitual en el mercado legal.

Imágenes cedidas por la Policía de los objetos recuperados que habían sido recogidos alegando el pago por transferencia

La ardua investigación policial ha culminado finalmente con dos registros, de un trastero y un domicilio en la ciudad de Valencia, donde los agentes han hallado e intervenido 252 prendas u objetos de marca de lujo, más de la mitad de ellas sin entrenar, 250 euros en efectivo y tres teléfonos móviles.

Los policías también han detenido a los tres sospechosos como presuntos autores de un delito de estafa. Además, a los dos hombres se les imputa también los delitos de falsedad documental y blanqueo de capitales.

Relacionados con hechos similares

El cabecilla, además, se encontraba encartado en dos hechos de similares características, tras adquirir a través de Internet material electrónico por valor de 4.232 euros a una empresa de Valencia, así como material de hostelería valorado en cerca de 3.000 euros a una compañía de Almería. Asimismo, este también tenía en vigor una reclamación judicial por parte de un juzgado de una localidad barcelonesa.

El principal investigado ha pasado a disposición judicial, mientras que los otros dos detenidos han sido puestos en libertad tras ser oídos en declaración, una vez advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sean requeridos.

CatalàEspañol