Denuncian que la demora en el centro de salud de Almassora supera ya los 10 días de espera

El sindicato CSIF alerta del hacinamiento de pacientes en los accesos al ambulatorio tras el cierre del Centro de Salud Integrado.

El sindicato CSIF ha denunciado que, debido a la falta de personal, las demoras para ser atendido en el centro de salud de Almassora “se han ampliado de manera progresiva y en la actualidad ya superan los 10 días de espera como media”.

Una circunstancia que, entre otros factores, desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios atribuyen a la falta de personal y al reciente cierre, el lunes día 26, del Centro de Salud Integrado (CSI) de la localidad. Un hecho sin precedentes que obligó a reagrupar los servicios en el ambulatorio de la calle Sant Pere, que se ha convertido en la única instalación de Atención Primaria de que dispone la ciudadanía este verano.

“La falta de personal sanitario, debido a que desde la Conselleria de Sanitat no se están cubriendo las bajas ni las vacaciones de manera adecuada, está provocando que, además de incrementar los plazos para recibir cita médica, decenas pacientes deban aguardar durante horas en los accesos al centro de salud a la espera de poder ser atendidos, una estampa que se repite cada día debido a estos recortes”, han lamentado desde CSIF.

“Tampoco se ha informado adecuadamente a los propios pacientes del CSI del cierre de esta instalación, lo que hace que muchos de ellos, la mayoría de edad avanzada y sin vehículo, todavía estén acudiendo a este centro, situado en el otro extremo del casco urbano, lo que les obliga a tener que desplazarse luego al otro centro de salud, con las molestias que ello conlleva”, han añadido.

Por lo que se refiere al Plan de Vacaciones que la Conselleria de Sanitat aprobó para el personal sanitario, desde el sindicato han recordado que, para los 12 médicos que trabajan en las dos instalaciones sanitarias de Almassora, cuatro en el CSI y ocho en el centro de salud, únicamente se incluyeron sustituciones por un periodo de 5 meses y 22 días para cubrir todas las vacaciones de los meses de julio, agosto y septiembre. 

En el caso de los cuatro pediatras no se aprobaron sustituciones para este verano y, para los 12 profesionales del área de Enfermería, el Consell sólo avaló una sustitución de 3 meses a repartir entre todos ellos. “Además de ser cifras a todas luces insuficientes, en la actualidad ni siquiera se están cumpliendo estas previsiones ya que no se está contratando a nuevo personal cualificado como apoyo para estos meses”, han añadido desde CSIF.

Así, han remarcado que “estas circunstancias implican que tanto las bajas como las vacaciones se están quedando sin cubrir, lo que está afectando gravemente y en plena quinta ola de la pandemia a la calidad de la atención sanitaria que están recibiendo los pacientes de Almassora”. Por ello, desde el sindicato han reclamado a la Conselleria de Sanitat que “tome medidas para reforzar cuanto antes las plantillas de Atención Primaria que, además de ser una de las primeras líneas de control en la lucha contra la pandemia, resultan claves a la hora de garantizar la adecuada atención sanitaria a la población”.



CatalanSpanish