El “no” al derribo de Costas de Torre La Sal suma el apoyo de Ciudadanos

La portavoz en la Diputación, Cristina Fernández, se reúne con los afectados tras el anuncio de Costas que concede 8 días para desalojar

El anuncio del derribo de cerca de un centenar de viviendas en Torre La Sal ha movilizado en las últimas horas detractores y defensores de esta medida anunciada por Costas. Por un lado están las casi 3.000 firmas recogidas en menos de tres días por vecinos y la reunión de la alcaldesa del municipio al que pertenecen estas viviendas, Cabanes, con la Dirección General, y por otro el de quienes defienden la legitimidad de que no se ocupe con construcción privada un terreno ajeno.

Y es que según explican “la línea de Costas abarca todas las casas y al estar dentro de dominio marítimo-terrestre se están ocupando unos terrenos que no son de su propiedad”.

Por otro lado, respecto los periodos en que se podía haber normalizado esta situación, Costas defiende que desde 1978 hasta 2019 se podían haber pedido unas concesiones que parece que nadie ha solicitado”.

Con todo, la realidad es que, de momento, los afectados se apresuran en presentar alegaciones a la decisión y ahora Ciudadanos, también se suma a esta negativa a aceptar la decisión de derribar esas viviendas en terrenos propiedad de Costas y algunas de ellas con más de medio siglo.

Por esto, la portavoz de Ciudadanos (Cs) en la Diputación Provincia de Castellón, Cristina Fernández, ha visitado esta mañana el poblado marítimo de Torre La Sal donde se ha reunido con representantes de la plataforma de afectados por el derribo impulsado desde la Dirección General de Costas

Una decisión “arbitraria y absolutamente desleal, tanto en el fondo como en la forma. Notificar a un centenar de familias, que llevan décadas viviendo y cuidando esta zona, que tienen 8 días para presentar alegaciones contra el derribo de sus casas es una inmoralidad. No entendemos esta mala fe y la notificación expres. Una vez más, Costas demuestra la nula sensibilidad que tiene con nuestro territorio, aplicando medidas desde los despachos y sin escuchar el sentir de los vecinos”, ha afirmado.

La diputada provincial ha anunciado la puesta en marcha de diferentes iniciativas parlamentarias, tanto en el pleno de la Diputación como en Les Corts. “No nos vamos a quedar de brazos cruzados, lucharemos hasta el final para salvar las viviendas de Torre La Sal. Hay viviendas que se remontan a más de un siglo atrás y que se han ido conservando de padres a hijos, aquí no hay grandes bloques de viviendas ni especulación urbanística. Sino muchos años de trabajo y esfuerzo por construir un hogar”. 

Fernández subraya que “la recogida de 3.000 firmas contra este derribo en poco menos de 48 horas demuestra el rechazo de norte a sur por parte de la sociedad civil castellonense. Torre La Sal es un sitio emblemático y muy visitado por los ciudadanos de esta provincia, los mismos que no entenderían esa playa sin sus casitas frente al mar”. 

En otro orden de cosas, Fernández ha apostado por “abrir una mesa de negociación entre los vecinos afectados, el Ayuntamiento de Cabanes y la Dirección General de Costas. Todas las partes afectadas deben sentarse a hablar de la problemática y la singularidad histórica de esta zona. Hay que aplicar el sentido común y no solamente el manual o el procedimiento establecido para ocupaciones en dominio público marítimo-terrestre”.

CatalanSpanish