Desalojan la Comisaría del distrito marítimo de València por riesgo de derrumbe

La inspección de trabajo realizada el pasado mes de marzo arrojó múltiples irregularidades y deficiencias “de difícil subsanación” por lo que recomienda a la Jefatura Superior de Policía de Valencia a modificar el emplazamiento de dicha comisaría

El sindicato JUPOL, mayoritario en la Policía Nacional, lamentado hoy la situación vivida en la Comisaría del distrito marítimo de Valencia, que ha tenido que ser desalojada de urgencia ante el agravamiento de las grietas existentes en la misma y un inminente riesgo de derrumbe.

Una situación de la que viene alertando el sindicato policial desde hace tiempo y por la
cual el sindicato solicitó una inspección a los técnicos del Ministerio de Trabajo y
Economía Social.

Una inspección tras la cual se arrojó un informe en el que, como viene pidiendo esta
organización sindical desde hace años, se indican una serie de desperfectos y
deficiencias
, que según la inspección de trabajo “son difícilmente subsanables” por lo
que instan a trasladar las dependencias policiales a un nuevo emplazamiento.

El informe elaborado por los técnicos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, tras
las constantes denuncias emitidas por este sindicato, habla de deficiencias en
prácticamente todas las dependencias e instalaciones de la Comisaría, asegurando
además que estas suponen un grave riesgo para la seguridad de los funcionarios que
trabajan en la Comisaría.

Unas irregularidades de las que ya advirtió JUPOL en una visita realizada por su
Secretaría de Riesgos Laborales el pasado mes de enero del año 2020 y en la que detecto
problemas estructurales, ausencia de medidas de prevención de riesgos laborales, fallos
en la instalación eléctrica y de fontanería o problemas de seguridad directamente
relacionados con el trabajo policial. Deficiencias que ahora han sido corroboradas por la
inspección de trabajo.

Por estos motivos, desde la inspección de trabajo se ha instado a la Jefatura Superior de
Policía de Valencia a proceder al traslado de las dependencias de esta Comisaría debido
a la difícil subsanación de las mismas por las características del emplazamiento, un
inmueble con 70 años de antigüedad, con obsolescencia de las instalaciones, necesidad
de la propia actividad desarrollada y evidencias irresolubles en materia de preventiva,
que hacen de la actual Comisaría “absolutamente inadecuada para albergar la sede de
la Comisaría de Distrito Marítimo de Valencia y desarrollar en ella labores inherentes a
la función policial
”.

Cierre inmediato

Desde JUPOL, a la vista de todas estas deficiencias, se viene exigiendo el “cierre inmediato
de las dependencias policiales y el traslado de las mismas a unas nuevas instalaciones
que cumplan con las normativas y que permitan a los policías trabajar en condiciones
óptimas para su salud y su seguridad
“.

Del mismo modo, desde JUPOL se conocía que la Secretaría General de la Jefatura
Superior está ultimando los detalles para el traslado definitivo de los agentes de la
Comisaría de Distrito Marítimo a las nuevas instalaciones en las que prestarán servicio.

Los funcionarios de la Comisaría de distrito marítimo serán ahora realojados
temporalmente
en las comisarías de Ruzafa y en Zapadores. Desde JUPOL se ha puesto
en valor la rápida actuación de la Secretaría General de la Jefatura Superior de Policía
de Valencia que ha actuado de forma eficiente en el desalojo para garantizar la
seguridad de todos los policías nacionales.

CatalàEspañol