sábado, 20 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Aprobada la actualización del convenio para desarrollar la estación intermodal de la Font de Sant Lluís

El nuevo documento incluye la cesión de 9.800 metros cuadrados de propiedad municipal para ejecutar la terminal logística del Corredor Mediterráneo

La Junta de Gobierno Local ha autorizado esta mañana la adenda que modifica y prorroga por cuatro años el convenio suscrito en abril de 2019 entre el Ayuntamiento de València, la Generalitat, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Puertos del Estado y la Autoridad Portuaria de València (APV) para el desarrollo de la terminal intermodal y logística de la Font de Sant Lluís.

El documento recoge la cesión de más de 9.800 metros cuadrados de propiedad municipal para implantar la nueva estación, incluida en las obras del Corredor Mediterráneo.

El alcalde, Joan Ribó, ha destacado el valor de esta infraestructura, que hará que “el puerto pueda, cada vez más, transportar sus contenedores mediante el transporte ferroviario”.

Así, el contenido del convenio se adecua para contemplar la aportación, por parte del consistorio, de 9.809,13 metros cuadrados comprendidos en el ámbito del plan especial para la ampliación de instalaciones ferroviarias.

El Ayuntamiento era titular de estos terrenos, que fueron objeto de mutación demanial, es decir, sufrieron un cambio de afectación para una finalidad distinta, en este caso, su incorporación al área donde se levantará la terminal.

Se trata de una instalación que forma parte de la red de nodos intermodales estratégicos con la que Adif pretende integrar el ferrocarril en la cadena de transporte y potenciar el transporte de mercancías en tren.

Igualmente, el nuevo texto incluye la ayuda del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea-Next Generation EU, y revisa las obligaciones de las partes y la financiación de las actuaciones. El convenio no supone ninguna implicación económica para el Ayuntamiento.

Ahora bien, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se compromete a asignar a ADIF una ayuda para el desarrollo de la estación estimada en 34 millones de euros.

También se acuerda que la Generalitat, además de aportar una superficie de 357.775,10 metros cuadrados, actúe como ente promotor de un plan especial para concretar los usos y parámetros urbanísticos del ámbito de intervención.

Además, ADIF aportará 18.599 metros cuadrados sobre los que se ejecutará parte de la terminal, las obras ya ejecutadas en la preurbanización e instalaciones ferroviarias en los terrenos mencionados, así como el proyecto funcional y el proyecto constructivo de la fase I, que ya están redactados.

Del mismo modo, ADIF licitará y contratará la ejecución de las obras de construcción del proyecto de la fase I, con un importe de hasta 35 millones de euros.

Por su parte, la APV participará con un máximo de 15 millones de euros, como inversión financiera, para cumplir con las finalidades de la sociedad mercantil estatal que se constituirá para la gestión de la terminal de la Font de Sant Lluís, de la que formarán parte la APV y ADIF.

Ambas entidades financiarán las acciones previstas en el convenio por un máximo de 50 millones de euros, que se verán reflejados como aportación en el capital social de la sociedad mercantil, distribuidos en diferentes anualidades hasta 2025.

Obras de ampliación

El objetivo de las obras de ampliación es dotar a la terminal de las infraestructuras y servicios necesarios para convertirla en una zona logística ferroviaria de mercancías en València, que complementará la del puerto, potenciará el tráfico de mercancías intermodal con infraestructuras resilientes y sostenibles, y contribuirá a reducir la huella de carbono del tráfico de mercancías.

La actuación se encuadra en la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 del gobierno central, con la que se busca incrementar el transporte ferroviario de mercancías mediante el impulso de nodos estratégicos intermodales situados en ejes prioritarios de mercancías.

Las obras de la primera fase, adjudicadas a la empresa Coalvi, consisten en la ampliación de la estructura, electrificación e instalaciones de seguridad y comunicaciones para poner en servicio un nuevo eje logístico con cuatro vías de 750 metros de longitud y ancho mixto, destinado a carga y descarga de contenedores, y cuatro vías de estacionamiento de locomotoras.

La estación está situada en el Corredor Mediterráneo, junto al puerto, y forma parte de la red transeuropea de transporte, por lo que constituye un nodo clave que favorece la interconexión, la interoperabilidad y la intermodalidad de los servicios de transporte, y posibilitará la circulación de trenes de ancho estándar entre València y la frontera francesa.

Últimas noticias

Contenido relacionado