Desarticulado un grupo criminal dedicado a la comisión de robos, extorsiones y tráfico de drogas

Han sido esclarecidos 16 Robos con fuerza en establecimientos de la provincia de Castellón (Torreblanca, Moncofar, Alqueries, Onda, Segorbe, Viver y Geldo)

La Comandancia de la Guardia Civil de Castellón ha dirigido la denominada Operación Extintores, que se saldó con la detención de 10 personas en las provincias de Valencia y
Castellón, desarticulando así por completo un grupo criminal especializado en robos en gasolineras, bares, establecimientos de telefonía móvil, extorsiones a través de una plataforma de internet y tráfico de drogas.

La operación fue llevada a cabo por el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón.

Se trata de una Unidad de investigación multidisciplinar y polivalente que investigan multitud de tipologías penales, principalmente aquellas relacionadas contra el patrimonio y el orden socioeconómico.

Se inició a principios del último trimestre del año, culminando con la detención de los diez integrantes de la organización a los que se les atribuyen los delitos de pertenencia a grupo criminal, 44 delitos de robos con fuerza y violencia, 6 delitos extorsión, tráfico de drogas y blanqueo de capitales, todos ellos cometidos en las provincias de Castellón, Valencia, Albacete, Teruel, Tarragona, Navarra, Lugo y Tenerife.

Modus Operandi

Los presuntos autores tenían una estructura perfectamente organizada y poseían un rol muy específico. Mientras que unos se dedicaban a cometer físicamente los robos, otros proveían al grupo de vehículos robados a los que les doblaban las placas de matrícula y
tarjetas de crédito obtenidas mediante las extorsiones cometidas a nivel nacional a través de una red social, otros eran utilizados como “mulas económicas”, que se encargaban de recibir el dinero negro de terceros, para posteriormente y tras una compensación económica acordada, blanquearlo y devolverlo a la organización.

Además de dedicarse tráfico de drogas en Valencia capital, desde dos domicilios.

Una vez cometidos los hechos delictivos si eran interceptados por la Guardia Civil, arremetían contra ellos llegando a golpear a varias patrullas de Moncofar y Segorbe.

En la fase final de la operación, se realizaron de forma simultánea cuatro entradas y registros, donde la Guardia Civil se incautó de 11.000 euros, más de 70 teléfonos y tarjetas SIM utilizadas para cometer los ilícitos, tarjetas opacas (aquellas que se escapan al
control físico porque no queda clara su procedencia) y tarjetas de las “mulas”, efectos de los robos cometidos en Castellón, ropa y herramientas empleadas en la comisión de los ilícitos.

De las viviendas utilizadas de punto de venta de drogas se encontró además 357 gramos de cocaína, hachís y marihuana, además de gran cantidad de joyas y patinetes eléctricos.
Durante la fase de explotación se ha contado con el apoyo del ARS de Barcelona y Madrid y la USECIC de Valencia.

El Juzgado de Castellón ha decretado el ingreso en prisión de cuatro de los detenidos.

A día de hoy los investigadores continúan analizando los dispositivos móviles y el material informático incautado en el registro domiciliario, no descartándose la atribución de más delitos a esta organización.

CatalàEspañol