Desarticulan en Alcora una organización de tráfico de drogas que operaba en el litoral mediterráneo

Han sido aprehendidas cinco ‘narcolanchas’, camiones, furgonetas, combustible y equipos de navegación y de comunicaciones valorados en más de 1.500.000 euros.

La Guardia Civil, la Agencia Tributaria y la Policía Nacional han desarrollado, de forma conjunta, la operación ‘Hulkcos-Perseo-Orquesta’, que se ha saldado con la desarticulación de la infraestructura de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas.

En la operación han sido aprehendidas cinco ‘narcolanchas’, cuatro camiones, dos furgones, una decena de motores fuera borda de gran potencia, gran cantidad de combustibles y equipos de navegación y de comunicación, cuyo valor en el mercado superaría con creces los 1.500.000 euros.

La operación arrancó a principios de año, cuando efectivos de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, de Policía Nacional y de Guardia Civil, en el marco de unas investigaciones conjuntas sobre tráfico ilícito de estupefacientes, detectaron la infraestructura logística de una organización criminal que operaba en todo el litoral mediterráneo.

La logística aprehendida daba servicio a una o varias organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de drogas a gran escala, que precisan este tipo de material para sus actividades ilícitas.

El desarrollo de la investigación permitió identificar a las personas que se ocupaban de la adquisición, sustracción, mantenimiento y ocultación de las embarcaciones semirrígidas y las distintas naves industriales donde se guardaban las ‘gomas’, los vehículos para su transporte, el combustible necesario para las operaciones de tráfico de drogas y los equipos de navegación y de comunicaciones de la organización criminal.

Motores de 300 CV de potencia

Han sido efectuados registros en tres naves industriales de Alcora (Castellón), donde la organización tenía almacenado y distribuido todo el material que se ha aprehendido. Mientras se practicaban los registros se sorprendió a dos personas de nacionalidad española y una de nacionalidad marroquí cuando transportaban y manipulaban las embarcaciones semirrígidas decomisadas, varias de las cuales ya estaban listas para ser botadas y comenzar sus actuaciones presuntamente delictivas relacionadas con el tráfico de drogas.

Algunas de estas embarcaciones ya llevaban acoplados varios motores de 300 CV de potencia, lo que dota y convierte estas ‘gomas’ en verdaderos ‘Fórmula 1’ del mar pudiendo alcanzar velocidades y maniobrabilidad muy altas, lo que dificulta enormemente su interceptación si son detectadas, constituyendo en estos casos también unos potenciales riesgos para el resto de embarcaciones y usuarios o practicantes de actividades náuticas. También se les ha intervenido la acumulación de combustible necesaria para la inmediata puesta en navegación de algunas de ellas.

La operación ha sido coordinada por el Juzgado de Instrucción, en funciones de guardia, de Castellón de la Plana.

CatalanSpanish