3.000 docentes se quedarán sin trabajo, según CSIF “si Educación no rectifica y baja las ratios de alumnos”

El sindicato avisa que el incremento de alumnos por clase provocará estos despidos y además recuerda que supone "un riesgo para la salud"

El sindicato CSIF insta a Conselleria de Educación a que rectifique la instrucción dada a los centros sobre aumento de ratio de alumnado por aula y que en la normativa de principios del próximo curso aparezca ya rebajada. La central sindical, además, avisa que el incremento de alumnos por clase que pretende Conselleria provocará la pérdida de más de 3.000 plazas de docentes de refuerzo contratados para este curso en la educación pública valenciana.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que las instrucciones transmitidas por Conselleria a los centros, que no han sido negociadas con los sindicatos, prevén un aumento de alumnado por aula.

Del máximo de 25 estudiantes de este curso y el desdoble de clase a partir de esa cifra, se pasaría, en el próximo, a aulas de 30 alumnos ya a partir de cuarto de Primaria y en ESO y de 35 en Bachillerato o FP.

El sindicato recalca que esa previsión de Conselleria supone un riesgo para la salud en los centros, ya que la pandemia no está superada. La central sindical considera imprescindible mantener el próximo curso las actuales medidas de prevención con el fin de evitar que los recintos escolares puedan convertirse en focos de propagación del virus.

CSIF, por otro lado, subraya la importancia de recuperar las carencias debido a la educación no presencial del último trimestre del pasado curso y de este para los grupos cuyos estudiantes han sido divididos y la mitad no asiste presencialmente, o para aquellos que han pasado cuarentena. Para recuperar una enseñanza pública valenciana de calidad, el sindicato insiste en una inversión en personal y medios para el próximo curso.

La central sindical, en esta línea, alerta de la pérdida de más de 3.000 docentes de refuerzo incorporados este curso en los centros públicos que podría provocar ese incremento de ratios que quiere aplicar Conselleria de Educación. En este sentido, esa medida supondría acrecentar el desempleo en la economía valenciana, causar la marcha de muchos de estos profesionales a otras autonomías y, sobre todo, perjudicar al alumnado al privarle de una atención más personalizada.

CSIF reclama a Conselleria que rectifique las instrucciones remitidas y que en ningún caso incremente ratios. La central sindical ha trasladado a la Administración en las últimas semanas la necesidad de rebajar el alumnado por aula a un máximo de 20, de manera que pueda impartirse una educación más individualizada y centrada en las necesidades específicas de cada estudiante.

CatalanSpanish