La mitad de los “refuerzos COVID” de Castellón se quedan sin trabajo

Los denominados ‘contratos Covid’ pasarán de 1.402 a 795 para cubrir las tres áreas sanitarias de que disponen las comarcas castellonenses.

Casi un 50% del personal sanitario que fue contratado durante los peores meses de la pandemia se quedará sin trabajo a partir del próximo 31 de mayo. Es decir de las 1.402 personas que se contrataron cuando escaseaba el personal y se desbordaban los contagios, se quedarán unas 795.

Este hecho, a priori, no sería noticia si no fuese por tres razones: por una parte, porque la falta de personal sanitario, previa a la pandemia, es una de las reivindicaciones más clásicas del sector.

Por otro lado, porque las fechas coinciden también con el inicio de la época estival y por tanto de las vacaciones de muchos profesionales que normalmente no son suplidas y por el incremento de población flotante en muchos municipios.

Y por último, porque el incremento en las listas de espera que ha supuesto para los pacientes “no covid” este año de pandemia hace que urja todo el personal disponible para aliviar todo aquello pospuesto.

Por eso, CSIF ya ha alertado de las “graves consecuencias” que podría tener el cese de más de 560 profesionales sanitarios en la provincia a partir del próximo 31 de mayo, cuando los denominados ‘contratos Covid’ pasarán de 1.402 a apenas 795 para cubrir las tres áreas sanitarias de que disponen las comarcas castellonenses.

“El despido a partir del próximo día 31 de mayo por parte de la Conselleria de Sanidad de cerca de la mitad de las plantillas de refuerzo que fueron contratadas con motivo de la pandemia no solo va a suponer un previsible incremento de las listas de espera, sino que va a afectar de manera directa a la calidad de la atención sanitaria que recibe la ciudadanía de toda la provincia”, han lamentado desde CSIF, que han anunciado movilizaciones para reclamar que se mantengan dichas plazas, lo que contribuiría a reducir la demora asistencial e incluso ayudaría a cubrir los turnos de vacaciones este verano.

¿Discriminación en Castellón?

A todo esto, se suma también otra percepción desde este sindicato que viene en forma de “discriminación”. De hecho han denunciado además que el cese de estos más de 600 profesionales sanitarios “supone una nueva muestra de discriminación hacia Castellón por parte del Consell respecto a provincias como la de Valencia”.

En ese sentido, los representantes del área de Sanidad de CSIF han detallado que “mientras en el departamento del Hospital General de Castellón solo se va a renovar al 56% de ese ‘personal Covid’, el mismo porcentaje que en el departamento del Comarcal de Vinaròs y que en La Plana apenas llega al 59%, en áreas como la del Doctor Peset de Valencia se van a renovar el 90% de los contratos, en la del Hospital General de Valencia continuará el 77% de la plantilla y en la del Clínico también se renovará al 73%”, por citar algunos ejemplos.

Por ello, desde el sindicato han reclamado al Consell que “dé marcha atrás” y “en lugar de dejar a todos esos sanitarios en la calle, desde Sanitat se proceda a la renovación automática de todos los contratos por acúmulo de tareas que han estado trabajando durante la pandemia, con el fin de salvaguardar la calidad en la atención sanitaria, dado que la pandemia sigue vigente y aún no se ha completado la campaña de vacunación, y aprovechar para reducir las escandalosas y vergonzantes listas de espera de la sanidad valenciana”.

CatalanSpanish