Detenidas nueve personas por estafar más de 230.000 euros tras simular ser jefes de empresas

La organización abrió más de 35 cuentas bancarias para ocultar el dinero obtenido de forma fraudulenta

Agentes de la Policía Nacional han detenido en diferentes municipios de la provincia de València a nueve personas, cinco hombres y cuatros mujeres de entre 21 y 44 años; de orígenes español, búlgaro y colombiano, como presuntas autoras de un delito de estafa, blanqueo de capitales y organización criminal, tras defraudar más de 230.000 euros a través del ciberfraude conocido como CEO.

En esta modalidad delictiva, los estafadores simulan tener cargos relevantes en las empresas para engañar a los empleados y que así autoricen operaciones financieras. 

Las investigaciones se iniciaron a finales del año pasado, cuando los agentes conocieron que un total de diez empresas ubicadas en diferentes zonas del territorio español podrían ser víctimas de una posible ciberestafa. Durante las pesquisas, los policías averiguaron que los presuntos responsables del hecho delictivo operaban desde la provincia de Valencia, por lo que se iniciaron las gestiones oportunas para su localización. 

Además, los agentes pudieron saber que los sospechosos formaban parte de una organización criminal creada para estafar a empresas a través de Internet. Asimismo, comprobaron que el fraude pertenecía a una nueva modalidad delictiva que recibe la denominación de CEO.

Este fraude consisten en que un empleado con poder y acceso a los recursos económicos de la empresa recibía un correo electrónico, en el que los estafadores simulaban ser el administrador del negocio y de esta manera autorizaban operaciones financieras. Con este método, los defraudadores estafaron más de 230.000 euros. 

Como consecuencia de las indagaciones se detectaron más de 35 cuentas bancarias abiertas por los sospechosos, utilizadas para ingresar el montante estafado y ocultar el origen ilícito del dinero. 

Finalmente, los agentes han detenido en diferentes municipios de València a nueve personas, a algunas de ellas ya le constaban antecedentes policiales por hechos similares, como presuntas autoras de un delito de estafa, blanqueo de capitales y organización criminal. 

Nueva modalidad de estafa 

En este tipo de ciberfraude el atacante selecciona y estudia previamente a la posible víctima. Los estafadores escogen a empleados con poder y acceso a los recursos económicos para que autoricen transferencias bancarias con destino a las cuentas en las que los titulares son los responsables de la organización.

CatalanSpanish