Detenido en Castelló tras un altercado en un restaurante y agredir a 2 agentes

La persona arrestada se negó en numerosas ocasiones a respetar la distancia de seguridad y a ponerse la mascarillas a pesar de los requerimientos del responsable del establecimiento.

Agentes de la Policía Local de Castelló detuvieron ayer por la tarde a un varón de 30 años de edad por un presunto delito de resistencia y desobediencia grave y atentado a Agente de la Autoridad después de protagonizar una fuerte discusión en una terraza de un local de restauración del Grao de Castelló, negarse a ponerse la mascarilla y no respetar la distancia de seguridad y posteriormente, al ser recriminado por los agentes y obligarle a abandonar el establecimiento, agredir a los policías que habían acudido a la intervención.

Los hechos se produjeron sobre las ocho de la tarde cuando el propietario de bar de la calle Serrano Lloberas solicitó al Centro Integral Municipal de Seguridad y Emergencias 092 presencia policial ya que en su establecimiento había una persona que se negaba a ponerse la mascarilla, a respetar la distancia de seguridad y además estaba causando molestias a los clientes del establecimiento.

Hasta el lugar se trasladó inmediatamente una patrulla de la Policía Local destinada al Grupo de Intervención de Proximidad, G.I.P., cuyos agentes, al llegar al citado local, observaron a un varón muy alterado que estaba discutiendo e insultando al personal del establecimiento.

Tras mediar en el altercado y calmar los ánimos, los policías lograron que la persona que estaba causando los desordenes se marchara. Poco después, otro establecimiento de la calle Juan de Austria volvió a reclamar presencia policial por el mismo motivo y por la misma persona de antes.

Los agentes acudieron rápidamente al local y tras comprobar que se trataba del mismo varón que minutos antes había sido identificado en la calle Serrano Lloberas, procedieron a advertirle que debía cesar su actitud incívica y en contra de las medidas sanitarias vigentes.

Este varón, lejos de deponer su actitud, se puso muy agresivo contra los agentes amenazándoles gravemente y en un momento dado, se abalanzó sobre ellos con ánimo de lesionarlos lanzando patadas y puñetazos contra los policías.

Una dotación de la Policía Nacional que en ese momento se encontraba muy próxima al lugar de los hechos acudió en apoyo de los agentes municipales y gracias a su colaboración, el varón, M.K., de 30 años de edad, fue detenido por un presunto delito de resistencia y desobediencia grave y atentado a agente de la Autoridad.

Respecto a los clientes y al responsable del establecimiento, todos ellos aseguraron a los policías que no querían denunciar las amenazas recibidas por el hombre arrestado aunque indicaron que querían presentarse como testigos de todos los hechos en el momento que sean requeridos por la Autoridad Judicial.

CatalàEspañol