Detenido Miquel Ricart, el asesino de Alcàsser, en un narcopiso del Raval

El único condenado por el asesinato de las tres niñas salió de prisión en 2013

Miquel Ricart, el único condenado por el asesinato de las tres niñas de Alcásser, en Valencia, ha sido detenido este martes en Barcelona. Según publica el diario La Vanguardia, el arresto se ha producido en un narcopiso del barrio de El Raval, que presuntamente lideraba.

Tanto la Guardia Urbana como los Mossos d’Esquadra de Ciutat Vella sabían que merodeaba desde hacía un tiempo por el distrito. Ayer por la tarde lo arrestaron en el interior de la vivienda, acusado de dirigir el narcopiso, a sueldo de un grupo criminal de dominicanos. En el local detuvieron también a otro español y a un nicaragüense.

Los investigadores se incautaron de 25 gramos de cocaína y ocho gramos de heroína.

Ricart, conocido como ‘El Rubio’, fue condenado por el secuestro, violación y asesinato de Miriam, Toñi y Desirée en noviembre de 1992. Salió de la cárcel en noviembre de 2013 cuando la Audiencia de Valencia declaró cumplidas las penas impuestas y acordó su inmediata puesta en libertad, después de que el Tribunal de Estrasburgo anulara la aplicación retroactiva de la ‘doctrina Parot‘.

La institución europea acabó así con la directriz marcada por el Tribunal Supremo en 2006, que determinaba que la redención de penas por beneficios penitenciarios debía descontarse del total de la condena y no del máximo legal de años que la ley establece que un reo puede estar en prisión. El Código Penal marca ese periodo en 30 años.

Ricart, que había sido condenado a 170 años de prisión, cumplió su condena en la cárcel de Herrera de La Mancha, en Ciudad Real, y lo que se supo después es que se había trasladado a la ciudad condal.

CatalàEspañol