viernes, 31 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Detenido en L’Eliana por robar más de 80.000 euros de material de cobre

Se estima que el total de cableado de cobre sustraído asciende a unos 15 000 metros, además de diversos elementos de instalaciones eléctricas

La Guardia Civil de Valencia detiene al responsable de los robos de material de cobre en las localidades de La Eliana, La Pobla de Vallbona, Ribarroja del Turia y San Antonio de Benagéber.

Por parte de los agentes de la Guardia Civil de Valencia se ha venido detectando, desde noviembre del pasado año 2022, un alto incremento de hurtos y robos con fuerza de materiales metálicos relacionados con el cobre, sobre todo cable y elementos de instalaciones eléctricas, fomentados, entre otros factores, por el incremento de precio de dicho metal.

Dichos ilícitos se focalizaban, además, en zonas de urbanizaciones con predominancia de viviendas tipo chalets y similar de las localidades de La Eliana, La Pobla de Vallbona, Ribarroja del Turia y San Antonio de Benagéber.

Ante estos hechos, los agentes actuantes incrementaron las labores de vigilancia en las zonas afectadas y las inspecciones en centros de reciclajes metálicos (chatarrerías), tanto de su demarcación policial, como del cinturón metropolitano de Valencia, dando inicio a la llamada Operación ‘KYPRO’.

Se realiza una importante labor de análisis de los diferentes robos denunciados, comprobando que los mismos se concentran en ambos lados de la vía que recorre el Metro Valencia Línea 2 (Llíria-Torrente) y a pocos minutos a pie de las mismas tres estaciones.

Así mismo, prácticamente todos los robos se producen, bien en chalets en reformas o construcción, bien en segundas residencias. Además, se concentran temporalmente durante los festivos y fines de semana.

La investigación de los agentes de la Guardia Civil es acotada gracias a la identificación de un hombre al que le figuraban numerosos antecedentes policiales relacionados con robos de cobre, realizada por agentes de Policía Local de Ribarroja del Turia, en una parada de metro, cuando portaba en 2 mochilas: cableado eléctrico sustraído y herramientas de corte.

Tras esta pista, los agentes continúan con la investigación, detectándose numerosas ventas realizadas por esta persona en una chatarrería de la localidad de Llíria. Concretamente, acudió hasta en 39 ocasiones entregando un total de 992 kilogramos de metal, todos de origen ilícito, destacando 269 kilogramos de cable ya pelado, 420 de cable sin pelar en diversos grosores (dando una estimación de más de 15.000 metros de cableado de cobre).

Dichas ventas coinciden en fechas y tiempo con gran parte de los robos denunciados, así como las cantidades y tipologías de productos vendidos.

Modus operandi

Con respecto al modus operandi, el autor ocupaba un chalet en obras o de reciente construcción, durante el período de descanso semanal de los trabajadores, mediante escalo o forzando los cerramientos.

Una vez en el interior, procedía a desmantelar por completo toda la instalación eléctrica, produciendo grandes destrozos y daños materiales en paredes y techos al arrancar el cableado.

Además, siempre que tenía oportunidad, procedía a pelar el cable in situ, valiéndose de cuchillas, y  a desmontar la instalación del circuito de calefacción y la grifería. Los lunes acudía en metro a la localidad de Llíria para vender los efectos sustraídos, portándolos en 2 macutos de grandes dimensiones.

El pasado 17 de febrero, la Guardia Civil de Valencia procedió a la detención del autor cuando este se disponía a acceder a una residencia de mayores en desuso de la población de La Eliana, la cual se encontraba ocupando y de la que ya se había sustraído gran cantidad de cobre y grifería.

En el momento de su detención se le intervienen los siguientes efectos: unos 100 metros de cobre de 16 mm de sección, tenazas, herramientas de corte tipo cuters, destornilladores, 3 mochilas, 1 petate, 2 terminales móviles y 39 facturas de venta. El valor total de los daños ocasionados asciende a más de 80 000 euros.

El detenido es un hombre de 40 años y de nacionalidad española, a quien se le imputan los siguientes delitos: 14 delitos de robo con fuerza en las cosas y 2 delitos de apropiación indebida.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Llíria.

Últimas noticias

Contenido relacionado