domingo, 23 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Dibujando a … Joan Baldoví

La candidatura nacionalista de Compromís busca, como Sorolla, aportar luminismo a la sombra dejada por el vacío de Mónica Oltra.

Joan Baldoví i Roda, nacido el 7 de agosto de 1958 en Sueca, Valencia, es un maestro y político español, miembro de Més-Compromís y anteriormente del Bloc Nacionalista Valencià. Fue alcalde de Sueca entre 2007 y 2011 y ha sido diputado de Compromís en el Congreso desde 2011 hasta la semana pasada.

Baldoví se diplomó en Magisterio después de estudiar economía en la Universidad de Valencia. Las propuestas de Baldoví y Compromís han incluido la realización de un referéndum para cambiar la ley electoral española, conocido como el “Referéndum Baldoví”, y la defensa de los servicios públicos, manifestándose en contra de los recortes de los mismos y del copago sanitario​​. Los ejes programáticos que defiende la candidatura de Baldoví son las infraestructuras, especialmente la llegada del Corredor Mediterráneo a toda la Comunidad Valenciana, la reforma de la ley electoral y la promoción del valenciano​​. Además, ha pedido que los impuestos no graven excesivamente a los trabajadores con nómina y autónomos, pidiendo un “mimo” especial a estos últimos y a los emprendedores​.

Baldoví en el congreso: la visión de España

Si bien es cierto que Baldoví arrancó su andadura política como alcalde de Sueca, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria en Madrid. Al igual que Joaquín Sorolla ha pasado buena parte de su vida en la capital y es la que le ha dado forma como político de renombre.

Durante estos 12 años, al igual que Sorolla pintaba Valencia desde Madrid, el político suecano ha intentado que el nacionalismo valenciano pintara en la política nacional sin prácticamente éxito. Más de una vez se ha quedado deshojando una y otra margarita a la espera que su escaño fuera vinculante para la toma de decisiones. Incluso subido a las grupas de Podemos no ha conseguido pintar demasiado en la agenda de Pedro Sánchez pese a su apoyo desde la moción de censura de 2018.

Hacia un nuevo luminismo

La marcha de Mónica Oltra generó un desgarro en Compromís del que les ha costado reponerse y ha tenido repercusiones electorales. Ha sido necesario para Baldoví andar cosiendo la vela para poder hacer llegar la marina de la coalición a buen puerto en las elecciones del próximo 28-M y evitar una crisis de liderazgo.

Para ello Baldoví inició con paso fuerte la campaña electoral centrado en la mejora de servicios públicos, en especial el transporte. Es una de las candidaturas que más defiende que el modelo socioeconómico valenciano sea sostenible y pese a ser el más anciano de sus adversarios también ha sabido tirar de experiencia tanto en el debate político como en la tribuna de un mitin en un afán por arrastrar votante joven.

Baldoví lleva a donde va todavía ese estilo de alcalde riberenc: próximo, llano y directo. Pese a apoyar al gobierno de Sánchez y que su partido forme parte de la Generalitat no ha abandonado ese tono reinvidicativo y presto a la reivindicación social, del mismo modo peleará por un servicio de cercanías de calidad como porque el pescado es caro.

Sin embargo, no solo la sombra de Mónica Oltra es la que quita luz al lienzo de Baldoví, la lucha en el clúster de izquierdas ha llevado a la formación al enfrentamiento con Podemos por la alianza con Sumar. Para los nacionalistas las apariciones de Yolanda Díaz e Iñigo Errejón pueden ser el bote blanco que mantenga el empuje electoral gracias perfiles con tirón nacional.

Queda también una relación sumamente deteriorada con el PSOE, que si ya quedó seriamente dañada tras el adelanto electoral de abril de 2019 se ha cronificado tras la destitución de Mónica Oltra. Está claro que, de producirse una victoria de la izquierda, la negociación del Botànic III no será un paseo a la orilla del mar.

Últimas noticias

Contenido relacionado