Dimite el director de Medio Natural valenciano por la muerte de 10 burros

El director general de Medio Natural ha presentado su dimisión por la muerte de una decena de burros en el Desert de les Palmes.

El director general de Medio Natural de la consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Benjamín Pérez Rocher, ha presentado su dimisión al asumir “la mala gestión” que ha provocado la muerte de 10 burros en el Desert de Les Palmes de Castelló.

La Conselleria abrió un expediente informativo para aclarar la muerte de 10 de los 50 burros que fueron introducidos en el parque natural del Desert de Les Palmes de Castellón para ayudar a prevenir incendios. Según los resultados de las analíticas se concluye que “no habido “una tutela adecuada” y por tanto “deben haber tanto responsabilidades administrativas como políticas”.

Por su parte la consellera Mireia Mollà ha recordado esta mañana en rueda de prensa “la necesidad” de asumir estas responsabilidades políticas de un asunto polémico en el que “pudo haber alguna negligencia”. Además, la titular de Agricultura se ha ofrecido comparecer ante Les Corts Valencianes para “dar todas las explicaciones necesarias”.

Las primeras informaciones apuntan a una posible “acción humana” como causa del estrés y acoso que ha provocado la muerte de los animales. Los equinos presentaban malas condiciones con heridas y un estado de desnutrición. Agricultura también ha abierto un expediente al director-conservador del Parc Natural del Desert de les Palmes.

Ante la dimisión del director general de Medio Natural en el caso de la muerte de los burros, la portavoz provincial del PPCS, Salomé Pradas, ha valorado que “la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollá, ha echado balones fuera ante el macabro suceso de la muerte de los 10 burros en el Desert de Les Palmes”.

Según Pradas, “Mollà es la responsable máxima de un proyecto que vendieron como estrella y que ha acabado con la muerte de 10 animales de una especie en vía de extinción, por lo que no es suficiente para cerrar este macabro suceso la dimisión del director general de Medio Natural”.

“Es Mollà quien debe irse, porque, como ella misma ha reconocido, se ha constatado que ha habido negligencia. Y si Mollà no se va, Puig debe cesarla ante este caso de extrema gravedad en el que se evidencia que no se ha cumplido con la normativa medioambiental ni de bienestar animal”.

Por último, ha declarado la portavoz provincial del PPCS, “desde el Partido Popular seguiremos exigiendo, por supuesto, todas las explicaciones sobre este suceso, ya que a día de hoy aún no se han ofrecido por parte del Consell”.

CatalanSpanish