La Diputació ayuda a la educación en municipios de menos de 1.500 habitantes para combatir la despoblación

El programa incluye cuatro convocatorias para transporte escolar, educación de 0 a 3 años, comedor y actividades extraescolares

La Diputació de València ha presentado su Plan de Ayudas a la Escuela Rural 2021-22, un programa dirigido a los ayuntamientos de menos de 1.500 habitantes con el fin de apoyar económicamente el transporte escolar, el comedor, la educación de 0 a 3 años y las actividades extraescolares en los colegios de estos municipios.

El objetivo del plan, impulsado por el área de Desarrollo Rural que dirige Ramiro Rivera, es combatir la despoblación en los pequeños municipios de la provincia ofreciendo ayudas complementarias a las que aporta la Generalitat. 

La corporación provincial destinará alrededor de 120.000 euros a las convocatorias que se publicarán en el BOP la próxima semana, con 15 días de plazo a partir de la fecha de publicación para que los consistorios de los municipios de menos de 1.500 habitantes soliciten las ayudas, con la intención de reforzar las políticas activas contra la despoblación en el interior de la provincia. 

En este sentido, Rivera tiene claro que “para hacer frente al fantasma del despoblamiento, es importante trabajar desde la base, que es la educación, y dotar a los colegios de los pueblos más pequeños de los recursos necesarios para mantener sus puertas abiertas y ofrecer las mejores herramientas y servicios para que las familias sigan disponiendo de centros educativos próximos y bien equipados”.

“Esto lo hacemos llegando allí donde no llega la Generalitat, en la línea de la colaboración institucional que nos permite ser más eficaces e invertir de la mejor manera el dinero de las valencianas y valencianos”, añade el responsable provincial. 

Transporte escolar

Las ayudas de la Diputación para educación rural se clasifican en cuatro modalidades que, en todos los casos, completan las ayudas que pueda conceder el ejecutivo autonómico.

En primer lugar, la línea de transporte escolar tiene un referente en Benissuera, un pequeño municipio de La Vall d’Albaida que el pasado año ya recibió una ayuda directa de la corporación para financiar el transporte escolar de los alumnos que se desplazan de pueblos vecinos, y poder mantener así en funcionamiento el Colegio Rural Agrupado (CRA). “Los excelentes resultados de la acción piloto han servido de modelo para diseñar y lanzar esta línea específica”, apunta Rivera. 

La línea de ayuda se orienta a los municipios que necesiten transporte para llevar a sus niños y niñas a los aularios de colegios rurales ubicados en otras poblaciones, así como a los que se planteen cubrir los gastos de transporte colectivo para trasladar cada día a sus menores a centros escolares de otros pueblos. “De esta forma, ayudamos a que las familias no tengan que buscar el transporte por su cuenta”, señala el diputado de Políticas contra la Despoblación. 

Sostenibilidad aularios

En segundo lugar, las ayudas de la Diputación servirán para contribuir a la sostenibilidad de aularios de Educación Infantil de 0 a 3 años, e incluso a abrir nuevos aularios en municipios que no dispongan de ellos. Además, permitirán igualmente contribuir a los gastos de los comedores escolares, y también cubrir los gastos de estos comedores allí donde la Generalitat no llega o lo hace con dificultad, con frecuencia debido a que no hay obligación normativa debido a la poca demanda. 

Con estas medidas se facilita la conciliación familiar y laboral a las familias que lo necesitan. En este caso, la ayuda contempla el fomento de la alimentación saludable y la economía local, al incentivar el consumo de proximidad y temporada, en línea con las demandas de las familias y los estándares de la propia Generalitat. 

Por último, el área de Desarrollo Rural quiere contribuir de forma decisiva a garantizar la igualdad de oportunidades en municipios con pocos niños y niñas, en los que no se ofertan actividades extraescolares “por su baja o nula rentabilidad”. Esta acción va dirigida a las clásicas escuelas ‘matineras’, con actividades de apoyo educativo, lúdicas, deportivas y culturales.

CatalanSpanish