La Diputación de Castellón aprueba ayudas para combatir el cotonet

Son pequeñas instalaciones en las que se multiplica un depredador de estas cochinillas algodonosas de origen sudafricano.

La Diputación de Castellón ha aprobado hoy las bases de ayudas para la construcción de insectarios destinados a combatir el cotonet, a las que podrán optar las cooperativas de la provincia por el procedimiento de concurrencia competitiva.

Según ha explicado el presidente, José Martí, se trata de una línea que se abre por primera vez, para la que se ha previsto una dotación económica de 50.000 euros. “Con estas ayudas iniciamos el tránsito por una nueva senda que consideramos muy interesante y que, si como esperamos tiene una buena acogida, potenciaremos en el futuro”.

El presidente ha señalado que según los informes con los que trabaja la Diputación, los insectarios son instalaciones sencillas, económicas y muy eficaces, destinadas a la multiplicación del insecto ‘Cryptolaemus montrouzieri’, un parásito muy utilizado por los citricultores valencianos para combatir el cotonet clásico, una cochinilla algodonosa de origen sudafricano que resulta muy lesiva.

Únicamente requieren una habitación con una ventana acristalada, estanterías con bandejas y un idóneo mantenimiento para conformar un hábitat estable en el que haya una temperatura que oscile entre los 22 y los 25 grados centígrados y la humedad relativa sea del 60%.

Martí está esperanzado en que estas ayudas puedan contribuir a la erradicación del cononet, un insecto que está lesionado gravemente la citricultura castellonense, “un sector fundamental para la recuperación y la reactivación económica de la provincia”.

El presidente señala que este tipo de medidas responde a la voluntad de su equipo de gobierno “de estar permanentemente al lado nuestros agricultores”. En este sentido, ha recordado que el pasado mes de enero el diputado responsable del área de Agricultura, Santi Pérez, mantuvo una reunión telemática con representantes de cooperativas de Castelló, Vila-real, Borriana, la Vall d’Uixó y Nules, además de la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de la Comunitat Valenciana, para tratar de la posible activación de esta vía de ayudas.

Por su parte, Pérez ha incidido en la importancia de este tipo de proyectos “que no beneficiará únicamente a los asociados a las cooperativas que accedan a las ayudas, porque obviamente, una vez que se distribuyan los parásitos, actuarán a su libre albedrío y no solo en los huertos de los cooperativistas”.

CatalanSpanish