La Diputación de Castellón aprueba la primera estrategia provincial para la igualdad entre mujeres y hombres

El documento estará vigente hasta el año 2024 e incluye acciones como el apoyo a ayuntamientos y mancomunidades, la promoción de la participación de las mujeres y la erradicación de la violencia.

La Diputación de Castellón ha aprobado la que será la primera ‘Estrategia provincial para la igualdad entre hombres y mujeres. Plan de igualdad de ciudadanía’ que define los principios que guiarán la actividad de la institución provincial en los próximos años en materia de igualdad. La estrategia, que se aprobó en el pleno del mes de diciembre, tiene una vigencia hasta el año 2024.

Tal como ha explicado el presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, “la estrategia cuenta con la potencialidad suficiente para ser entendida y utilizada como un instrumento real de trabajo, cuya puesta en práctica llegue a representar para la provincia una puerta abierta hacia un modelo de convivencia más igualitario que apueste por la igualdad entre hombres y mujeres en todas las áreas”.

Por su parte, la vicepresidenta y diputada provincial de Igualdad, Patricia Puerta, considera “fundamental” que la Diputación de Castellón “articule medidas de cooperación en el fomento de la implementación transversal del principio de igualdad, tanto en el ámbito de su organización y funcionamiento interno, como llevando a cabo acciones externas dirigidas a su población”.

Vectores de impulso

La Estrategia pretende promover 5 vectores de impulso para dar respuesta a las necesidades identificadas en el proceso de diagnóstico y son:

  1. El apoyo a los ayuntamientos y mancomunidades. Porque el trabajo coordinado de todas las administraciones a nivel local y provincial es un elemento sin el cual resulta imposible aterrizar la Estrategia e implementar sus acciones en el territorio.
  2. La promoción de la participación de las mujeres. Porque no existe democracia sin la participación y representación de las mujeres. En todos los espacios y a todos los niveles. Los movimientos y asociaciones de mujeres son agentes sociales de cambio, cuyo conocimiento situado y participación vienen gestando grandes transformaciones sociales robusteciendo así nuestro sistema democrático.
  3. La sostenibilidad de la vida. Porque cada vez es más evidente que el espacio público no se sostendría si no estuviese apoyado por los espacios privados. Desde las políticas de igualdad debemos denunciar la lógica que menosprecia la sostenibilidad de la vida misma y reivindicar el sostenimiento de la vida, de una vida que merezca la pena ser vivida y que debe funcionar como eje de la economía.
  4. Los valores hacia la igualdad. Porque la igualdad no es un bien alcanzable y finito, sino más una situación contingente y perfectible. Los valores hacia la igualdad no son un punto de llegada, sino más bien una ruta que nos lleva a seguir adaptándonos ante los cambios sociales, siempre desde un enfoque de consideración prioritaria de los derechos humanos, con y hacia el feminismo.
  5. La erradicación de la violencia de género y machista. Porque la violencia es instrumental y está al servicio del sistema patriarcal de dominación para mantener las desigualdades de género y oprimir a las mujeres. La Estrategia apela a la violencia estructural, simbólica y también cotidiana. En este sentido, es indispensable la lucha coordinada de las administraciones para deslegitimarla y erradicarla.

Estos vectores se concretan en 25 compromisos que asume la Diputación de Castellón y su Área de Igualdad, así como 105 orientaciones que guiarán el diseño anual de los planes operativos, sincronizando periódicamente la planificación técnica con la planificación presupuestaria que necesariamente deberá dar soporte al despliegue de la Estrategia. En 2023 se empezará el desarrollo de los planes operativos anuales.

CatalàEspañol