La Diputación reparará de urgencia los colectores y pozos de Xert y la Pobla de Benifassà

Las fuertes lluvias, del pasado noviembre, han provocado daños que afectan el medio ambiente, flora y fauna del entorno.

La Diputación de Castelló ha aprobado la realización de actuaciones de emergencia en las Estaciones Depuradoras de La Pobla de Benifassà y Xert, como consecuencia de las intensas lluvias del pasado 11 y 12 de noviembre, que ocasionaron graves daños en los colectores y en los pozos de estos dos municipios.

En este sentido, el diputado de Sostenibilidad, Ignasi Garcia, ha destacado la actuación de la Diputación «para recuperar la funcionalidad de las depuradoras de Xert y la Pobla de Benifassà y evitar que parte o la totalidad de las aguas residuales acaben en el medio natural, con el riesgo que supone para la contaminación del entorno y de nuestros espacios fluviales».

Según el informe técnico, realizado por el personal de FACSA, empresa encargada del servicio de funcionamiento y mantenimiento de las estaciones depuradoras de los municipios de Castelló con población inferior a 5.000 habitantes, se ha detectado que hay tramos del colector que han sido arrastrados, y otros donde el mismo estaba obstruido por piedras y grabas de diferente medida, así como en el pozo de registro, arrancados y también obstruidos.

El importe estimado para estas actuaciones es un total de 1390.202,07 euros, para poder ejecutar las obras y solucionar la situación actual, para evitar daños al medio ambiente, flora y fauna, puesto que en el caso de Xert se aboca parte de sus aguas residuales sin depurar, y en la Pobla de Benifassà la totalidad de las mismas al dominio público hidráulico.

CatalàEspañol