Diputación se suma a un proyecto contra la prostitución en las comarcas castellonenses

La institución provincial colaborará con la Fundación Salud y Comunidad en un la inclusión laboral de estas víctimas de la explotación sexual

Unas 340 mujeres que actualmente ejercen la prostitución en las áreas de Castelló-Almassora, Moncofa y Benicarló-Vinaròs, tendrán la oportunidad de “reinventarse” y tratar de buscar oportunidades laborales después de haber sido atendidas y recibir formación que les permita, al menos, plantearse acceder al mercado laboral.

Ese es el objetivo que persigue la Fundación Salud y Comunidad a la que ahora se le sumará una inyección de 30.000 euros por parte de la Diputación de Castellón.

Así, la institución provincial y esta fundación combinarán fuerzas este 2021 para dar una nueva oportunidad social y laboral a las mujeres que ejercen la prostitución en las comarcas castellonenses, a través del programa ‘IMMA’ (acrónimo de ‘Inclusión de Mujeres Mediante Acompañamiento’).

Según ha avanzado la vicepresidenta y diputada de Bienestar Social, Patricia Puerta, este proyecto trabajará a pie de campo con las mujeres que ejercen la prostitución “para que puedan salir de la situación de abuso en la que viven y reconstruyan sus vidas con total dignidad y seguridad”.

Puerta ha explicado que este convenio dotará a la entidad de recursos suficientes para adaptar sus instalaciones de la capital de la Plana a las exigencias del programa ‘IMMA’.

En cuanto a los detalles del proyecto, la vicepresidenta ha asegurado que las acciones se centrarán en proveer de formación de calidad a las víctimas -en parte migrantes sin papeles- para que puedan reinventarse y en proporcionarles el asesoramiento y acompañamiento necesarios para que dejen de sentirse apartadas de la sociedad y encuentren nuevas oportunidades laborales que las alejen de la pobreza y la exclusión.

“Tenemos que guiar a las mujeres a que regularicen su situación para que tengan acceso a la sanidad y al sistema de protección social para cortar así de raíz con la situación de dependencia que viven con el trabajo sexual”, ha añadido.

Las actuaciones se desarrollarán en puntos donde se ha detectado una fuerte presencia de mujeres en situación de prostitución. La estimación inicial es que se beneficiarán 340 mujeres de forma directa en las áreas de Castelló-Almassora, Moncofa y Benicarló-Vinaròs.

El programa incluye a su vez un servicio de atención psicológica por la evidencia de la necesidad de reforzar la salud mental de las mujeres “para ayudarlas a consolidar su autoestima y que vean que son capaces de abandonar esta situación por otra más próspera y estable”. Puerta ha puntualizado que ‘IMMA’ también servirá de puente con los sistemas de protección social, sanitaria y judicial.

La responsable provincial de Bienestar Social, Patricia Puerta, ha cerrado esta semana gran parte de los detalles de la colaboración con la directora del proyecto y representante de la Fundación, Belén Sánchez. En próximas fechas se subscribirá el acuerdo definitivo.

TAMBIÉN CONTRA LOS PROBLEMAS DE ADICCIÓN

Dentro de esta asignación también se adaptarán espacios para mejorar el servicio de atención socio-sanitaria que se presta en el Centro de Intervención de baja Exigencia (CIBE Castelló) a las personas en situación de sin techo con problemas de drogodependencia.

CatalanSpanish