La Diputación aprueba 1.500 obras de mejora en pueblos con un plan inversor de eficiencia energética

Los ayuntamientos pueden empezar a licitar este miércoles para ejecutar las actuaciones, entre las que destacan mejoras en espacios públicos, urbanismo, agua potable y zonas verdes y deportivas.

La Diputació de València ha aprobado por unanimidad, durante el pleno de septiembre, 1.473 solicitudes de los ayuntamientos, entes locales menores y mancomunidades de la provincia para ejecutar otros tantos proyectos de mejora de infraestructuras y servicios en los municipios valencianos, en el marco del Plan de Inversiones 2022-23 que cuenta con una dotación global de 144 millones de euros.

Las cifras definen por sí solas este “programa de valores que permite a los municipios priorizar sus necesidades, que premia las estrategias de desarrollo local y la sostenibilidad y apuesta por la eliminación de la burocracia y la ayuda incondicional a los pueblos pequeños, que son los que más lo necesitan”. El área de Cooperación que dirige Carlos Fernández Bielsa ha recibido más de 1.500 solicitudes en el segundo plan inversor de la legislatura, la práctica totalidad de las cuales, un 99,5%, serán licitadas y ejecutadas directamente por las corporaciones locales.

Esta es una de las principales novedades del plan, que además de la autonomía local y los criterios de reparto objetivos pretende reducir la burocracia. Lo explica el propio Bielsa, quien recuerda que los responsables locales son los que han decidido a qué obras o actuaciones destinan el dinero. “Eso no cambia, pero hemos dado un paso más con el fin de permitir a los técnicos de los ayuntamientos dar el visto bueno a los proyectos, lo que ayuda a agilizar las tramitaciones y a ejecutar las actuaciones con mayor rapidez”, señala el responsable de Cooperación Municipal.

Esta novedad, aplaudida por los responsables locales, se ha reflejado en el listado de proyectos al que da luz verde el pleno de la Diputación, ya que la corporación solo se encargará de ejecutar las dos solicitudes de Benimuslem, mientras que el resto de municipios y mancomunidades beneficiarias asumen directamente la puesta en marcha de sus obras. En el anterior Plan de Inversiones, alrededor de un centenar de pueblos delegó en la Diputación la ejecución de sus proyectos.

Eficiencia energética

Otra de las características de este plan inversor de la Diputación es que prácticamente la mitad de las solicitudes presentadas por los ayuntamientos coinciden con uno o varios de los objetivos de desarrollo sostenible bonificados en el plan, caso de la eficiencia energética, las redes de saneamiento, la mejora de la accesibilidad o nuevas zonas verdes en espacios urbanos.

Muchos de estos proyectos combinan actuaciones en distintos ámbitos, como puede ser la repavimentación de calles, la renovación de las canalizaciones de agua potable y la instalación de alumbrado eficiente en la zona.

Sobre estos pilares, las cifras del Plan de Inversiones 2022-23 nos dejan 344 proyectos aprobados de urbanismo y accesibilidad (23% del total) y 387 solicitudes visadas de actuaciones en espacios y servicios públicos de los municipios (25,8%). En consecuencia, la mitad de las obras que se ejecutarán este año y el próximo en las comarcas valencianas serán de mejora de infraestructuras, equipamiento y patrimonio, sin perder de vista la accesibilidad de las calles, plazas e inmuebles de nuestros pueblos.

Por detrás de estas actuaciones básicas para el desarrollo y la calidad de vida en los municipios, se sitúan los proyectos vinculados con la eficiencia energética y los equipamientos de smart cities. Entre ambas categorías se registran 244 solicitudes, algo más del 16% de las propuestas presentadas.

Otras líneas de inversión destacadas son la mejora y creación de instalaciones deportivas (164 proyectos, el 11% del total); la renovación de zonas verdes y parques infantiles (152 proyectos, algo más del 10%); y las actuaciones en la red de saneamiento, agua potable y alcantarillado, con más de 140 obras aprobadas (cerca del 10%). A más distancia aparece el asfaltado de caminos, con 64 proyectos presentados.

En este sentido, Fernández Bielsa pone en valor la responsabilidad de alcaldes y alcaldesas al presentar proyectos que “responden a las inquietudes y demandas vecinales, pero también a las necesidades de cada municipio con actuaciones que en ocasiones no son tan vistosas pero que deben ejecutarse”. El diputado de Cooperación destacó de nuevo el compromiso de los responsables locales con la igualdad, la energía no contaminante y el agua limpia, principios que “nos sitúan a la vanguardia de ciudades y comunidades sostenibles, como demuestra el interés suscitado en otras diputaciones por los criterios y valores de este programa y su fórmula de reparto”.

Inversiones más importantes

El listado de actuaciones incluidas en el Plan de Inversiones 2022-23 de la Diputació de València presenta municipios que han decidido destinar su asignación a un solo proyecto, caso de Petrés en el Camp de Morvedre, L’Alqueria de la Comtessa en La Safor y Olocau y Loriguilla en el Camp de Túria, entre otros; y localidades que han distribuido la inversión en múltiples proyectos de menor presupuesto pero igualmente importantes, como por ejemplo Pedralba, Alzira y Faura, con 19, 16 y 15 solicitudes aprobadas.

Entre las obras con mayor presupuesto destacan la reforma en la piscina municipal proyectada por Rocafort, con una inversión de 650.000 euros; la construcción del Parc de les Alfàbegues en Bétera, con una partida de 822.000 euros; la rehabilitación del hogar del jubilado de El Real de Gandia (455.000 euros); la construcción del centro polivalente de empresas y servicios de Xeraco (596.000 euros); la repavimentación y mejora de la accesibilidad en las calles de Manuel (470.000 euros); y la recuperación del Parque de la Devesa en Godella (492.000 euros).

ValenciàEspañol