La Diputación de València invierte 17,5 M/€ en nuevos centros de día y residencias

La corporación transferirá directamente la ayuda a los ayuntamientos de Gandia, Torrent, L’Eliana, Albalat dels Sorells, Corbera, La Llosa de Ranes, Castelló de Rugat y Real para que construyan los centros

La Diputación de València invierte otros 17,5 millones de euros para financiar nuevos centros de día y residencias para personas con diversidad funcional en ocho municipios de la provincia.

Con la transferencia de estas ayudas a los ayuntamientos, que son los que proyectan y ejecutan las infraestructuras, la Conselleria de Igualdad y la Diputación amplían la subvención para nuevas plazas de atención social en la provincia más allá de las incluidas en el Pla Convivint 2021-2025, tal y como abordaron en una reunión reciente el presidente provincial, Toni Gaspar, y la vicepresidenta del Consell, Aitana Mas.

La reunión de este martes entre la diputada de Bienestar Social, Pilar Sarrión, y los responsables de la Conselleria de Políticas Inclusivas, representada por el secretario autonómico de Planificación y Organización del Sistema, Xavier Uceda, y el director general de Infraestructuras de Servicios Sociales, Enric Juan Alcocer, ha dado luz verde a la decena de proyectos que serán financiados por la Diputación en esta especie de anexo del Pla Convivint.

Las nuevas actuaciones se suman a las 93 aprobadas en municipios de la provincia en el marco de este plan autonómico dotado con 561 millones de euros, con el respaldo inversor de las diputaciones.

Nuevos proyectos financiados

El listado de proyectos aprobados por la Conselleria incluye una decena de municipios valencianos. En el caso de los nuevos centros de día y diversidad funcional de Gandia, Torrent y L’Eliana y los centros de mayores que prevén construir Albalat dels Sorells, Corbera, La Llosa de Ranes y Castelló de Rugat, la Diputación transferirá las ayudas directamente a los ayuntamientos tras la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV), para que estos puedan poner en marcha las obras sobre los solares o terrenos municipales que han dispuesto.

Además, Real ha ofrecido un inmueble para su centro de mayores, cuya primera fase ha sido financiada con fondos de la propia Diputación. En este caso, el consistorio de La Ribera Alta recibirá 500.000 euros para continuar la obra, mientras que Castelló de Rugat en La Vall d’Albaida; La Llosa de Ranes en La Costera; Corbera en La Ribera Baixa; Albalat dels Sorells en L’Horta Nord; y L’Eliana en el Camp de Túria tienen asignados dos millones de euros de la corporación provincial para llevar adelante sus proyectos.

En el caso de municipios con mayor población, Torrent en L’Horta Sud dispondrá de tres millones de euros y Gandia, en La Safor, de cuatro millones para levantar sus nuevos centros de día y diversidad funcional, con la posibilidad de cofinanciación municipal. El listado de nuevas actuaciones subvencionadas en la provincia lo completan Alberic, que recibirá un millón de euros de los presupuestos participativos de la Generalitat para su centro de día; y Almàssera, que tiene asignados 200.000 euros del mismo fondo para la redacción del proyecto de su centro de mayores.

Colaboración institucional

La responsable provincial de Bienestar, Pilar Sarrión, destaca la importancia de la “colaboración institucional que permitió impulsar en su día 93 infraestructuras sociales en nuestros pueblos, con centenares de nuevas plazas de atención social, y que ahora amplía la subvención a otros diez municipios que también habían presentado sus proyectos”.

En palabras de Sarrión, “la puesta en marcha de nuevos centros de día y residencias en municipios de todas las comarcas demuestra que está funcionando el modelo mixto en el que los ayuntamientos se encargan de los terrenos, las diputaciones financian la construcción de los centros y la Conselleria los dota tanto de mobiliario como de personal para su posterior funcionamiento”.

En cuanto a los criterios de selección de los nuevos proyectos subvencionados, la diputada ha explicado que se ha tenido en cuenta que el ayuntamiento en cuestión no estuviera incluido en el Pla Convivint, el mapa de necesidades de cada zona del territorio valenciano y la cobertura de plazas de diversidad funcional. La equidad territorial ha sido otro factor determinante, ya que cada uno de los ocho proyectos aprobados pertenece a un departamento de servicios sociales distinto.

CatalàEspañol