Playa, conciertos, museos y cine para volver a disfrutar de un ocio estival inclusivo

Un total de 670 personas participan de las actividades y las vacaciones del IVASS en el primer verano postcovid.

Después de dos veranos marcados por la crisis sanitaria, el Instituto Valenciano de Servicios Sociales (IVASS), perteneciente a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha retomado durante los meses de julio y agosto las actividades vacacionales dirigidas a personas con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental de los diferentes residencias y viviendas tuteladas de la Comunitat.

La iniciativa se ha saldado con una gran aceptación por parte de las personas usuarias, que han podido disfrutar de la época estival en dos modalidades diferentes: estancias en hoteles durante diez días, y ocio vacacional en los propios centros y a través de salidas de ida y vuelta en una misma jornada.

Dentro del primer tipo de propuestas, un total de 167 personas usuarias han participado en desplazamientos a los diferentes hoteles y albergues de las tres provincias, con la presencia de 113 coordinadores y monitores de apoyo para atender todas sus necesidades.

El coste total para el IVASS ha sido de 353.841,95 euros, con una media diaria de 73 euros de gasto para los hoteles y 39 para los albergues.

Por otra parte, la modalidad de ocio en el mismo día ha beneficiado a un total de 503 personas usuarias, con la ayuda de 29 coordinadores y personal de apoyo. En este caso, el importe asciende a la cantidad de 196.235,55 euros.

Las actividades de ocio inclusivo planificadas se han realizado mayoritariamente a lugares accesibles y conformes a la climatología del verano, en muchas ocasiones ríos, piscinas y/o playas. También se han realizado salidas culturales a museos y/o conciertos gratuitos, salidas lúdicas (boleras, cines, parques temáticos) y se ha fomentado la participación en las fiestas populares de los municipios valencianos donde se ubican los centros de IVASS.

En palabras del director del IVASS, Ramón Orozco, “durante estos meses se ha incrementado la actividad en ocio inclusivo que viene desarrollándose durante todo el año, priorizando la participación de las personas usuarias en salidas inclusivas en el entorno comunitario, donde poder disfrutar de su tiempo de ocio estival. Para ello, se ha contado con el apoyo de un servicio de dinamizadores contratados, y se ha ofrecido, a través del pliego de contratación anual con la empresa adjudicataria del servicio externo, mayor dotación horaria en cada servicio y mayor número de profesionales de manera específica”.

ValenciàEspañol