El dispositivo policial del fin de semana en València deja 350 personas identificadas

Los agentes han inspeccionado cuatro vehículos y se han levantado 25 actas; 21 por tenencia de sustancias estupefacientes y cuatro por posesión de armas u objetos peligrosos.

Agentes de la Policía Nacional han desplegado en València durante el fin de semana, un dispositivo policial por diferentes zonas de gran afluencia de personas para prevenir la comisión de hechos delictivos y hacer frente a las peleas entre grupos juveniles.

Durante el operativo, los agentes han identificado a 356 personas y se han levantado 25 actas; 21 por tenencia de sustancias estupefacientes y cuatro por posesión de armas u objetos peligrosos.

Con este dispositivo operativo, dirigido in situ por el Jefe de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Valencia, el Comisario Principal Vicente Martínez, en compañía de la Delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, se ha incrementado el número de efectivos policiales en zonas de grandes aglomeraciones para aumentar la vigilancia y el control preventivo.

Para ello, se ha reforzado la presencia de agentes uniformados y de paisano, en la zona centro de Valencia, en el cauce del antiguo río Turia y en los diferentes medios de transporte como las estaciones de ferroviarias y de metro; Norte, Xàtiva y Ángel Guimerá.

En el despliegue que comenzó el sábado por la tarde y se ha prolongado hasta la medianoche de ayer, los agentes tras identificar a 356 personas. Además, se han inspeccionado cuatro vehículos y se han levantado 25 actas; 21 por tenencia de sustancias estupefacientes y cuatro por posesión de armas u objetos peligrosos.

En cuanto a los efectivos policiales del dispositivo, han intervenido la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, entre ellas la Unidad de Intervención Policial (UIP) y Unidad de Prevención y Reacción (UPR); la Brigada Provincial de Policía Judicial, además de los Grupos Operativos de Respuesta (GOR) pertenecientes a la comisaría Provincial y de distritos.

Con la implantación de esta vigilancia se ha incrementado la presencia policial en la ciudad, especialmente en las zonas más transitadas por los residentes y visitantes, aumentando el número de efectivos en los lugares de esparcimiento, de turismo y ocio de la capital, con el principal objetivo de hacer frente a las peleas de grupos juveniles en estos lugares.

CatalàEspañol