La vigilancia con drones detecta 5 infractores por vertidos en la Marjaleria

Castelló tiene localizados 72 puntos sensibles en esta zona donde el año pasado recogió más de 350 toneladas de residuos.

El sistema de vigilancia con drones para evitar vertidos incontrolados en la Marjaleria ya ha identificado las primeras personas infractoras.

Se trata de las primeras sanciones por vertidos ilegales en la vía pública, cuatro de ellas a particulares y otro a una empresa. La mayor parte de ellas son por tirar restos de poda y escombros en la vía pública o en contenedores no correspondientes.

Con este nuevo sistema de vigilancia aérea, que se suma a los dispositivos terrestres, la Unidad de Protección Animal y Medio Ambiente (UPROMA) ha conseguido detectar e identificar a los infractores en el entrador Palo Blanco B, en el camino Mota Derecha, al camino Serradal con camino Bovar, y en el camino Donación. Aun así, hay que señalar que la vigilancia también se ha extendido a otros puntos de la ciudad como Ciudad del Transporte.

Así pues, la UPROMA controla desde el aire las zonas más sensibles del término municipal para hacer frente a una problemática que en 2021 acumuló 353.960 kilos de residuos, solo en la Marjaleria. De hecho, esta campaña de vigilancia centra sus esfuerzos en los 72 micropuntos incontrolados que se han detectado de vertidos a lo largo del último año y que están correctamente señalizados.

El concejal de Gestión de Residuos, Ignasi Garcia, ha destacado esta coordinación entre las distintas concejalías que “nos permiten hacer que nuestra ciudad sea más segura, pero sobre todo tener una ciudad más respetuosa con el entorno”. Garcia también ha insistido en que “la cuestión no es cuando limpiamos y recogemos, sino más bien evitar que se ensucie porque las conductas incívicas no se entienden cuando el Ayuntamiento hemos incrementado los recursos para llegar con los ecoparques fijos y móviles en toda la ciudad y con un teléfono gratuito para recoger voluminosos y enseres”.

El concejal de Seguridad Pública y Emergencias, Octavio Traver, ha recordado que la Policía Local de Castelló cuenta desde febrero con tres drones asignados a la Unidad de Protección Medioambiental (Uproma). “Unos recursos con los que hemos reforzado las labores de vigilancia y protección del medio ambiente y el control de vertidos”, ha indicado. Traver ha destacado que “cuatro meses después se ha constatado la efectividad de este nuevo sistema de vigilancia para controlar vertidos y para disuadir o evitar conductas infractoras y que atentan contra nuestro medio natural”.

Cabe recordar que los drones permiten en cortos espacios de tiempo recorrer grandes zonas del término municipal en busca de posibles vertidos incontrolados, de forma que facilitan la identificación de las personas infractoras.

«Uno de los factores que más ha perjudicado la gestión de nuestro término es la pérdida de la presencia en el campo de los agentes de la Guardería Rural durante estas últimas décadas. Con este esfuerzo el Gobierno local estamos tratando de redignificar uno de nuestros principales pulmones verdes como la Marjaleria. La campaña de vigilancia de la Unidad de Protección del Medio Ambiente nos está ayudando a controlar un poco más los vertidos ilegales y a frenar la degradación de nuestro suelo rural», ha destacado el concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro.

Las infracciones de carácter leve pueden tener una multa de hasta 2.000 euros, a pesar de que si se trata de residuos peligrosos puede ser mayor tal como recoge la Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados.

Aun así, hay que recordar que a estas alturas el Ayuntamiento de Castelló cuenta con un Ecoparque fijo ubicado en la Cuadra Tercera, así como dos ecoparques móviles que recorren todos los barrios de lunes a sábado y en horario por la mañana y tarde. Además, cuenta con dos servicios gratuitos a domicilio de recogida de voluminosos a través del 926 216 134 y de recogida de restos de poda a través del 010.

ValenciàEspañol