Duelo oficial por la muerte de Arturo Gimeno, Hijo Predilecto de Almassora

El consistorio baja banderas y decreta tres días de luto por el exmagistrado del Supremo.

El Ayuntamiento de Almassora ha decretado tres días de duelo oficial por la muerte de Arturo Gimeno Amiguet, Hijo Predilecto de la ciudad desde finales del año 2004. La corporación municipal ha trasladado las condolencias a la familia y el equipo de gobierno ha ordenado arriar las banderas en señal de luto.

Arturo Gimeno, exmagistrado del Tribunal Supremo, fue reconocido en su localidad por las actuaciones y servicios que realizó en defensa de los intereses generales de los ciudadanos y de su municipio.

Gimeno Amiguet, nacido en Almassora en 1926, obtuvo la máxima distinción de la localidad el 8 de noviembre de 2004 tras el nombramiento por unanimidad del pleno municipal. El exmagistrado del Tribunal Supremo, hijo de abogado y sobrino de magistrado, pasó por todas las escalas jerárquicas de la administración judicial.

Gimeno estudió bachillerato en el instituto Francisco Ribalta de Castelló y en 1949 obtuvo la licenciatura de Derecho en la Universidad de Valencia con un expediente brillante. Aprobó las oposiciones a la carrera judicial en el año 1952 con una de las mejores notas de su promoción.

El primer lugar donde ejerce como juez fue en el Juzgado de Primera Instancia y Instrucción de Vinaroz. Posteriormente fue destinado a Caravaca (Murcia), Sagunto, San Mateo, Albocácer y Morella. En 1965 dio el salto a Barcelona como magistrado en el Juzgado de Primera Instancia y Instrucción número dos de la ciudad. Seguidamente pasó al juzgado número tres de Valencia.

Entre 1976 y 1980 ejerció como Inspector Provincial de Justicia Municipal en Valencia, al finalizar esta etapa, Gimeno fue elegido como vocal del primer Consejo General del Poder Judicial, máximo órgano gobernativo dentro de la justicia. Además, él fue uno de los iniciadores del sistema asociativo dentro de la carrera judicial en Valencia.

En sus últimos años de carrera laboral Gimeno alcanza la excelencia judicial, en 1985 fue nombrado presidente de la Audiencia Provincial de Valencia y, desde 1988 hasta su jubilación en 1996, fue magistrado de la Sala Quinta del Tribunal Supremo de España, en Madrid. Posteriormente impartió conferencias por todo el territorio nacional y presidió tribunales de oposición.

Cabe recordar que Gimeno fue mantenedor de las fiestas de Almassora durante el año 1981. Desde su jubilación, el Hijo Predilecto de Almassora volvió a su municipio hasta el día de hoy. “En nombre de toda la corporación municipal envío un abrazo a toda su familia y amigos por quien será por siempre uno de los mejores embajadores de nuestra tierra, de Almassora, gracias al legado judicial y personal que deja”, ha afirmado la alcaldesa, Merche Galí.

ValenciàEspañol