El Corte Inglés despedirá finalmente a 3.500 trabajadores

El Corte Inglés despedirá a 3.500 trabajadores pese a comprometerse con el Estado y la plantilla a conservar el empleo.

El Corte Inglés despedirá a cerca de 3.500 personas en el primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la compañía, una medida que pretende acompañar con el cierre de más centros, una congelación salarial de la plantilla y una ampliación de días festivos de trabajo.

Estos despidos llegan después de que la compañía haya exprimido al máximo las posibilidades de los Expedientes de Regulación Temporales de Empleo (ERTE), en su mayoría a cargo de las cuentas del Estado, que afectaron a 26.000 trabajadores, un 38% de la plantilla.

A finales de marzo, El Corte Inglés pidió un ERTE para 22.000 trabajadores “por causa de fuerza mayor y con el objetivo de mantener el empleo”. Y en noviembre de 2020, lo hizo para otros 10.827 trabajadores en los centros de Andalucía, Cataluña, Castilla y León y Asturias, y en el negocio hostelero de Galicia, Cantabria, Murcia y Talavera de la Reina.

Además, a finales de mayo, los sindicatos llegaban a un acuerdo con la empresa cuyo principal compromiso era, precisamente, no promover “ningún proceso colectivo de extinción de contratos”, “mantener el empleo” y “evitar el deterioro de las condiciones laborales y salariales”.

Sin embargo, la estrategia que tenía la empresa, era no cubrir las vacantes y cerrar cada vez más centros, y ahora la destrucción masiva de empleo pese a haberse comprometido con el Estado, con los sindicatos y su plantilla a conservarlo.

CatalanSpanish