Los edificios abandonados de La Torre se transformarán en 184 viviendas públicas de alquiler

El 40% de las viviendas que se construirán se reservarán y se destinarán a personas jóvenes para 'combatir la precariedad y ayudar a los jóvenes a emanciparse'

Los edificios inacabados de la antigua Sociópolis en el barrio de La Torre se convertirán próximamente en 184 viviendas públicas de alquiler bajo el proyecto ‘Habita de la Torre’ de las que un 40% se destinarán a personas jóvenes. Así lo ha asegurado el president de la Generalitat, Ximo Puig, este jueves durante la visita a las obras del proyecto junto al alcalde de València, Joan Ribó, y el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Hector Illueca.

Las obras de este inmueble se retomaron a principios de septiembre tras años de abandono y está previsto que el plazo de ejecución sea de dos años, es decir, que estarán disponibles a partir de 2024. En total se destinarán 23,5 millones de euros a este proyecto, de los que la Generalitat asumirá 15 millones y los 8,5 restantes procederán de los Next Generation EU, además será la primera actuación de edificación promovida por la Generalitat que se acogerá a los fondos europeos.

El edificio costa de dos torres, uno de 20 plantas y otro de 14 sobre un zócalo de cuatro. En total se construirán 184 viviendas y 187 plazas de aparcamiento, 9 para motos y 184 plazas de bicicleta. Las viviendas serán de uno, dos, tres y cuatro dormitorios, así como ocho viviendas accesibles. Cada una contará con una terraza cubierta que funcionará como una estancia más de la casa. Todas tendrán plaza de garaje y trastero vinculado, y además se habilitarán 465 metros cuadrados de bajos comerciales y 3.374 m2 de zonas comunes.

Por su parte, Illueca ha explicado que el 40% de las viviendas que se harán en La Torre se reservarán y destinarán a personas jóvenes para “combatir la precariedad y ayudar a los jóvenes a emanciparse”. Según el último Observatorio de Emancipación Juvenil, solo el 13,7 % de los jóvenes valencianos y valencianas pueden dejar la casa familiar y quienes lo hacen tienen que destinar un 64 % de su salario para pagar el alquiler si se emancipan en solitario y un 35% si comparten piso. 

Al respecto, Ximo Puig ha señalado que en estas torres eran “un símbolo de un tiempo y una forma de hacer las cosas que cuesta mucho pero que hay que redirigir” y que ahora “se va a conseguir que dentro de unos cuantos meses hayan casi 280 familias de cualquier tipo y condición que habiten y den vida a este barrio“. El jefe del Consell también ha puesto en valor las políticas de vivienda impulsadas por el gobierno valenciano y la conselleria de Vivienda que “ha faltado durante décadas una conciencia de la vivienda de impulso público” y que “se está tratando de fortalecer el parque público de alquiler desde la calidad”.

Igualmente, el alcalde de València, Joan Ribó, ha destacado los esfuerzos de la Generalitat y el Ayuntamiento para buscar una solución “digna” al desarrollo del barrio de La Torre que ha vivido “una situación de auténtico despropósito, heredada de los anteriores gobiernos”. Ribó también ha señalado que en los próximos años aumentará el parque público de vivienda con 600 nuevas viviendas, de un total de 2.600, con una proporción también muy elevada de vivienda de protección pública. “Es sin duda una gran noticia porque crearemos un nuevo barrio con un concepto de sostenibilidad que tiene que guiar todas las políticas públicas a partir de ahora”.

Características del proyecto

Cabe recordar que el antiguo Instituto Valenciano de Vivienda inició en abril de 2009 la construcción de este edificio. En septiembre de 2011 las obras se paralizaron con el 36 % del trabajo ejecutado, fundamentalmente la estructura y la cubierta. Igualmente, a principios de 2021 la Vicepresidencia Segunda inició las actuaciones necesarias encaminadas a retomar las obras hasta su completa finalización, de acuerdo con la prórroga de la licencia concedida y a fin de cumplir con los plazos contenidos en esta.

Por otra parte, en la cubierta se instalarán paneles fotovoltaicos, así como recuperadores para la instalación de ventilación. También habrá un aislamiento térmico de la envolvente del edificios (fachadas y cubiertas) incorporando carpinterías con rotura de puente térmico y agua caliente sanitaria mediante sistema de aerotermia. El objetivo es fomentar e incrementar el parque público de viviendas energéticamente eficientes destinadas al alquiler social o a precio asequible.

En la cuarta planta se proyecta una terraza accesible como entorno colectivo para residentes y un local comunitario, a la que se podrá acceder desde los cuatro zaguanes. Junto a esta actuación, la Evha tiene previsto sacar a concurso la construcción de unas 300 viviendas en otros tres solares también situados en la zona. 

CatalàEspañol