Los efectivos de la Unidad de Rescate denuncian el ‘plante’ del diputado provincial en las negociaciones laborales

CSIF lamenta que “mientras se dedican a recoger premios y hacerse fotos, se niegan a que los especialistas en Rescate Acuático, Salvamento y Rescate de Montaña, que son quienes realmente se juegan la vida, vean reconocido su trabajo”.

La  Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha criticado que el inspector jefe del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, Pablo Vila, y el diputado de Bomberos, Abel Ibáñez, dejaran este martes “plantados” a los jefes de grupo de las unidades de Rescate Acuático, Salvamento y Rescate de Montaña, así como a los representantes sindicales, y no se presentaran a la reunión que había sido convocada para negociar la mejora de las condiciones laborales de los profesionales que integran dichas unidades.

Se trata de especialidades que requieren un alto grado de capacitación y, aunque sí están reconocidas en las provincias de Alicante y Valencia, en Castellón no están ni remuneradas ni categorizadas profesionalmente de manera adecuada”, han denunciado desde la central sindical.

En ese sentido, han lamentado que, “mientras se dedican a hacerse fotos y a recoger premios por el incendio de Bejís, que ha sido el peor gestionado de los últimos años, se niegan a sentarse a la mesa para negociar el pago de la especialización y la productividad de unos profesionales que llevan años cumpliendo su trabajo sin recibir ninguna remuneración”.

Aunque para cambiar el logotipo del Consorcio de Bomberos el pasado mes de marzo no les tembló el pulso a la hora de gastar unos 16.000 euros en el diseño y otros 300.000 euros más en modificar la rotulación de todos los uniformes, materiales y equipos de la provincia, ahora no asisten a las negociaciones para reconocer e incluir en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) a unos profesionales que, en cambio, se están jugando literalmente la vida a cambio de nada”, han denunciado desde CSIF.

Así, desde la central sindical han pedido a los máximos responsables del Consorcio que “aclaren qué piensan decir a las familias de estos especialistas que ahora se niegan a reconocer cuando ocurra un accidente de gravedad en el ejercicio de sus funciones”.

Desde CSIF exigimos que se reconozcan de una vez todas estas especialidades para garantizar tanto el reconocimiento y seguridad de los profesionales que las integran como la calidad de los servicios que prestan y que expliquen por qué, pese a que existe una partida de dinero para ello, no pagan esta especialidad bajo el pretexto de gastar el dinero en una supuesta carrera profesional que no tiene nada que ver con la situación de estos profesionales“, han señalado desde la central sindical.

CatalàEspañol