Las matas de la Albufera cuentan con 450 ejemplares de flora amenazada

Los trabajos se han centrado en la Mata de la Barra y el Fangaret

El Servicio Devesa-Albufera del Ayuntamiento de València ha plantado 450 ejemplares de 4 especies de flora amenazada en las orillas de las matas de la Barra y el Fangaret, en el lago de la Albufera. Las especies plantadas son la escutelaria, la madreselva, la malva de agua y una especie de juncia, proporcionadas por el Centro de Conservación de Especies Dulceacuícolas de la Generalitat Valenciana. El vicealcalde y concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha afirmado que “estas especies son importantes porque ayudan a mantener una biodiversidad importante y rica en el parque natural”.

El concejal ha explicado que “las matas son formaciones de vegetación que se encuentran en el lago de la Albufera, también en algunos de sus canales y acequias, y allí hemos hecho la plantación de estos 450 ejemplares proporcionados por la Conselleria”. Campillo ha matizado que la plantación “de estos vegetales de ambientes acuáticos se hace en dos de las matas de la Albufera, concretamente las matas de la Barra y el Fangaret, porque queremos favorecer la reproducción de estas especies tan importantes para todo el ecosistema”.

En total se han introducido 96 ejemplares de escutelaria (Scutellaria galericulat), 105 ejemplares de madreselva valenciana (Lonicera biflora), 144 unidades de malva de agua (Kostelezkya pentacarpos) y 105 ejemplares de juncia (Carex elata). Las tres primeras especies están recogidas en el listado valenciano de especies protegidas de flora mientras que la cuarta es una especie de interés comunitario incluida en la directiva de hábitats. Además, se han plantado también 12 ejemplares de masiega (Cladium mariscus) procedentes de los viveros municipales.

La escutelaria y la madreselva valenciana son especies trepadoras, que requieren de tallos fuertes y estables de vegetación palustre, preferentemente carrizos, sobre los cuales crecer. Por su parte, la malva de agua y la juncia nacen en las orillas de las matas y canales y necesitan zonas de pocas pendientes y desprovistas de vegetación.

La actuación se enmarca en los trabajos de conservación de los ambientes acuáticos de la Albufera, y especialmente de las formaciones de vegetación palustre (conocidas como matas), las orillas de la laguna y los canales y las acequias que lo alimentan. Los trabajos se han centrado en la Mata de la Barra y el Fangaret, canales interiores del lago que recientemente han sido dragados y acondicionados para mejorar su funcionalidad y el paso de embarcaciones. La introducción de estas especies permite aumentar la riqueza y diversidad de estos enclaves, mejorando a la vez la representatividad de la vegetación palustre y especialmente de los hábitats prioritarios.

ValenciàEspañol