19:02 - miércoles, 28 febrero 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

El arte del engaño o el engaño del arte

La Sala Parpalló acoge la exposición 'Falso, el arte del engaño o el engaño del arte', en la que se muestran las técnicas de los falsificadores de arte y un total de 112 piezas incautadas por la Policía.

Mucho cuidado si usted está pensando en invertir su dinero en el mercado del arte. No es difícil que pueda ser víctima de algún falsificador y que termine colgando en su salón alguna pieza auténticamente falsa por la que ha pagado una suma considerable. La exposición “Falso, el arte del engaño o el engaño del arte”, organizada por el MUVIM, el Museu Valencià de la Il.lustració i de la Modernitat, y que se puede ver en la Sala Parpalló hasta el 3 de septiembre, nos enseña algunas de estas piezas falsas detectadas por la policía y retiradas de la circulación.

“El mercado del arte es muy elitista, por eso estos delitos no crean alarma social”, nos dice Carmen Gracia, historiadora y comisaria de la exposición. “Pero las transacciones en el mundo del arte representan el cuarto mercado mundial de dinero negro, después de las armas, las drogas y la prostitución. Un terreno propicio para todo tipo de fraudes.”

Entre las obras expuestas hay copias de Modigliani, Tiziano, Goya, Picasso, Cecilio Pla… La muestra nos revela que hay muchas maneras de engañar en el mundo del arte. Estas diversas formas van desde la atribución a artistas prestigiosos de simples copias; la inserción de una firma falsa en un trabajo realizado sin ánimo de engaño; copias de obras auténticas o falsificaciones copiando el estilo de un artista, y muchas falsificaciones en obras sobre papel y esculturas seriadas.

“Los falsificadores van un paso por delante de nosotros”, asegura Antonio López, jefe del grupo de Patrimonio Histórico de la Policía de la Comunidad Valenciana.” No solo por sus técnicas, cada vez más sofisticadas, sino por la naturaleza del mercado del arte, muy poco regulado. Según un estudio reciente, el 70% de las transacciones en el mundo del arte se hace por canales no legales”

A pesar de las dificultades para detectar la mayoría de las falsificaciones y las transacciones ilegales, desde 2014, el año de su creación, este grupo de la policía se ha incautado de más de seis mil objetos, entre pinturas, esculturas, monedas históricas y piezas arqueológicas. “El valor de las obras que hemos intervenido desde 2014 es de trescientos setenta y seis millones de euros”, incide Antonio López.

Algunas falsificaciones son tan burdas que cuesta creer que alguien ha podido ser engañado de tal modo. “Hay compradores que actúan con total desconocimiento, sin asesorarse previamente, movidos sólo por el estatus que otorga la posesión de presuntas obras de arte”, asegura Carmen Gracia.

Cuando la policía detecta una posible falsificación acuden al propio artista, en el caso de que aún esté vivo, o a un perito experto en el estilo o el movimiento artístico concreto de la obra sospechosa. En muchos casos es el Centro de Restauración de la Generalitat el organismo que demuestra, tras rigurosos análisis, que se trata de una falsificación.

¿Quiénes son los artistas más falsificados? “Los mejores, los más caros, sobre todo los grandes artistas del siglo XIX y principios del XX. En obra gráfica, el más falsificado es Andy Warhol, también las litografías de Picasso y Dalí”, sostiene Carmen Gracia. “Los pintores valencianos Sorolla, Pinazo y Benlliure también son objetivo de los falsificadores”

Las penas por este tipo de delitos varían según los casos y los agravantes. “Es difícil que estos delitos conlleven penas de prisión. Según la última reforma del código penal del año 2015, solo en el caso de que el beneficio económico haya sido grande o los hechos revistan especial gravedad, se utilicen menores o se trate de una organización criminal, el falsificador puede acabar entre rejas”, indica Antonio López.

Algunos falsificadores han llegado a ser tan buenos que sus obras se han convertido en piezas codiciadas, tienen un valor en sí mismo, más allá de que se trate de falsificaciones. “Es el caso de Erik el Belga, o de Elmir De Hory, a quien el propio Orson Welles dedicó un documental”, nos comenta Carmen Gracia. ”Personajes tan llamativos han hecho que el propio MUVIM esté preparando una serie de películas documentales sobre grandes falsificadores”.

La exposición propone, en el fondo, un debate sobre lo que percibimos como verdad y mentira, como auténtico y falso, y nos interroga sobre si no nos estamos acostumbrando a convivir con lo “fake”.

Últimas noticias

Contenido relacionado