El nuevo edificio que albergará los Servicios Sociales municipales de Burriana preparado para su equipamiento

El Ayuntamiento ha finalizado las obras de reforma integral del edificio del antiguo ambulatorio de la calle València

El Ayuntamiento de Burriana ha finalizado las obras de acondicionamiento y reforma integral del edificio del antiguo ambulatorio de la calle València, para reubicar y concentrar los Servicios Sociales municipales y, a su vez, mantener en el edificio la Oficina de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS), del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, que ha supervisado el final de las obras junto a la concejala delegada de Hacienda, Cristina Rius, ha explicado que el edificio ya está preparado para su equipamiento, y antes de finalizar el año se trasladarán todos los Servicios Sociales municipales.

Un equipamiento que se llevará a cabo con 200.000 euros que el Ayuntamiento tiene reservados de una modificación de créditos de parte de los remanentes de 2021, que ya realizó precisamente para la adquisición de mobiliario y el equipamiento del nuevo edificio de Servicios Sociales.

Las obras de remodelación y reforma del edificio, con una inversión de 1.750.000 euros, es una actuación cofinanciada al 50 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible.

La reforma del edificio, ha subrayado la alcaldesa, cumple con el objetivo de “mejorar las instalaciones del antiguo edificio y reavivar y dinamizar el entorno de la zona urbanística de la Bosca, con el fin de mejorar día a día e incidir positivamente en la gestión de las necesidades sociales de la ciudad de Borriana”.

Igualmente, ha manifestado, con la ejecución de las obras se acaba con la provisionalidad de las deficientes dependencias de los Servicios Sociales actuales para ubicarlos en “este moderno y renovado edificio, que concentrará y mejorará otros servicios de atención al público”.

Respecto a la intervención, la alcaldesa ha explicado que ha supuesto la reforma completa del edificio preexistente que ocupa una parcela con una superficie de 879m², conservando la estructura, cubiertas y parcialmente los cerramientos.

La reforma, ha indicado la alcaldesa de Borriana, adjudicada a Urbamed Infraestructuras SL, ha comprendido dos actuaciones claramente diferenciadas, en las que la mayor parte del edificio se destina a la recolocación de los Servicios Sociales y, por otro lado, parte de la superficie de la planta baja, que ya se habilitó en septiembre del pasado año como local independiente destinado a las oficinas del CAISS.

Proceso

Maria Josep Safont ha mostrado su satisfacción por el final de las obras que pone “el broche” a una reforma que se ha podido realizar “por fin”, tras un largo proceso y reiteradas peticiones y gestiones desde el año 2012 y que finalizó con la firma a finales del año 2019 del acuerdo de cesión de uso por 30 años del edificio por parte del Gobierno a favor del Ayuntamiento de Burriana, “cuestión fundamental para recibir el dinero de los fondos Feder para la rehabilitación del edificio”, ha aclarado.

Al respecto, ha puntualizado que el antiguo ambulatorio era “un edificio situado dentro del casco urbano, de propiedad estatal, en desuso y un estado de preocupante abandono durante más de 15 años”. En ese sentido, ha recordado que el edificio albergaba, hasta 2003, el Centro de Salud de la localidad que quedó en desuso tras la inauguración del nuevo Centro de Salud.

Con la entrada de la nueva Corporación en 2015, ha afirmado la primera edil, el equipo de gobierno “retomó la reivindicación, realizando continuos y efectivos contactos con todos los estamentos implicados, al objeto de modificar la temporalidad de la cesión que impedía la aplicación de subvenciones de los Fondos Feder para la rehabilitación del edificio.

CatalàEspañol