El PP, junto a Compromís y C’s, impulsa un pleno extraordinario para exigir la dimisión del alcalde de Rafelbunyol

Array

Las tres formaciones han registrado hoy esta petición que debe ser atendida por el alcalde en los próximos quince días

AVL

El Grupo Popular del Ayuntamiento de Rafelbunyol ha registrado esta mañana, junto a los ediles de Compromís y C’s en la localidad, una petición para que se celebre un pleno extraordinario en el que solicitarán la dimisión del alcalde, Fran López.

Al tener el porcentaje necesario para que esta solicitud prospere, el alcalde deberá atenderla dentro de los próximos quince días. Los populares de Rafelbunyol han destacado que el alcalde «debe dar explicaciones de cómo se produjo su vacunación contra el COVID-19», a pesar de no pertenecer a ninguno de los grupos de riesgo programados para esta primera fase de la administración de las vacunas.

«La dimisión parece la única salida admisible», han explicado los concejales del PP de Rafelbunyol.

En idéntico sentido se ha pronunciado el presidente provincial, Vicente Mompó, quien considera que el alcalde de Rafelbunyol «debe dimitir por el mal ejemplo que está dando a sus vecinos».

Mompó ha lamentado que se produzcan estas situaciones «irregulares» pese a que el protocolo de administración de las vacunas, según la

consellera de Sanidad, Ana Barceló, «es riguroso», algo que ahora ha quedado en entredicho.

El presidente provincial considera que «la investigación que en teoría ha abierto el Consell –en palabras de su vicepresidenta, Mónica Oltra–, debe esclarecer los detalles de lo sucedido con el alcalde de Rafelbunyol».

Ha recordado que Fran López «ha dado versiones contradictorias y, sobre todo, no dijo la verdad sobre que comunicó a la oposición que se había vacunado. La realidad es que fue nuestro portavoz en Rafelbunyol quien le preguntó por esta situación y el alcalde no tuvo más remedio que admitirlo».

Para Mompó si el alcalde hubiese querido «dar ejemplo o concienciar a los vecinos, para que se vacunen cuando tengan oportunidad, habría actuado con transparencia y no ocultando que se había vacunado como los trabajadores y residentes de la residencia de la tercera edad cuando él, obviamente, no está en la citada residencia ni pertenece a un grupo de riesgo».

Trato de favor

Vicente Mompó ha lamentado que con estas actitudes los ciudadanos «tan solo perciben que el alcalde ha recibido un trato de favor cuando hay muchas familias esperando esa vacunación».

Para mañana está prevista la administración de la segunda dosis de la vacuna en la residencia de Rafelbunyol y también la del alcalde porque si no la primera no tendría efecto. Asimismo habrá que ver si también ha habido más personas ajenas a la residencia que han recibido la vacuna, tal y como empieza a sospecharse entre los vecinos del municipio

- Advertisement -