El PPCS se une a la protesta de los vecinos de Torre la Sal

La presidenta del PPCS, Marta Barrachina, participa en la protesta que los afectados convocan para frenar el derribo de las 99 propiedades de Torre la Sal

El Partido Popular de Castellón ha apoyado hoy la protesta de los vecinos de Torre la Sal que han movilizado a decenas de barcos para exhibir su rechazo “a la decisión del Gobierno del PSOE de confiscar sus viviendas”. Este histórico poblado pesquero, con 99 referencias catastrales, “sufre una pesadilla desde que el pasado 10 de mayo el Ministerio de Transición Ecológica les informara vía postal su intención de demoler sus viviendas”. 

“Ha pasado un mes y los vecinos exigen más hechos y menos anuncios. Están cansados de palabras de ánimo, compromisos y ‘ximoanuncios’, como el que esta misma semana hizo el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. Eso sí, advirtiéndoles de que él no tiene ninguna competencia sobre el tema. Mientras, la ministra Teresa Ribera no ha movido un ápice su postura y mantiene firme su intención de ‘aplicar la norma’”. 

Así lo ha explicado la presidenta provincial del PPCS, Marta Barrachina, quien hoy ha participado junto a la portavoz del PP en Cabanes, Ana Obiol, la secretaria general del PP en el Senado, Salomé Pradas, y el también senador por el PP, Vicente Martínez Mus, en una protesta convocada por los afectados contra los derribos. “Son las políticas socialistas las que confiscan viviendas en propiedad y las destruyen llevándose con su lesiva acción la historia y el patrimonio de nuestra provincia. Y no lo vamos a permitir”. 

Desde el Partido Popular, ha señalado la dirigente provincial, “estamos con los vecinos, con la defensa de sus derechos y con la protección de sus intereses”. Y por ello “hemos elevado acciones al Gobierno de España a fin de advertir del absoluto despropósito que el PSOE planea en Torre la Sal derribando la historia de este singular pueblo de pescadores atribuyéndose unos bienes que no les pertenecen”. 

Tal y como ha señalado Marta Barrachina, “defendemos a los propietarios de las 99 referencias catastrales a las que el PSOE ha comunicado su derribo. Exigimos el respeto a los derechos de los afectados y el cumplimiento de la ley en un proceso en el que la ministra titular del ramo ya ha dicho que se ‘va a aplicar la norma’”.

“Y reclamamos al Gobierno de Ximo Puig que no juegue con las esperanzas y la buena fe de los vecinos, porque utilizar Torre la Sal para hacer anuncios que luego no se traducen en hechos genera desesperación, desconfianza y una absoluta indignación. Porque mientras Puig garantiza a los vecinos la defensa de sus intereses en Madrid se les atacan” manifiesta Barrachina.

Por ello, Barricha le invita a que “en lugar de tantos anuncios acuda a Madrid y exija el cese de esta atrocidad urbanística porque son los suyos, los del PSOE, los que están amenazando el futuro a decenas de familias”.

CatalanSpanish