“El sector fallero se queda con cara de tonto por ser el único que no puede abrir”: presidente de la Interagrupación de Fallas

Joan Ribó, Carlos Galiana y el sector fallero relatan su enfado ante la negativa de la Conselleria de Sanitat de desescalar la actividad en los casales y explican qué esperan de la reunión Interdepartamental de hoy

Se acerca septiembre, se acercan las Fallas 2021, y la tensión entre falleros y administraciones aumenta de forma preocupante. Ayer el alcalde de València, Joan Ribó junto al concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, citó en una reunión a toda la representación de todo el colectivo fallero de la Comunitat Valenciana para buscar cuál es el problema que atormenta a los falleros y que ha provocado que se rompan las negociaciones con la Conselleria de Sanitat. Hoy, día que se celebra la reunión Interdepartamental, se espera que Conselleria recule y por fin comience a desescalar el sector festero.

Desde el pasado 3 de junio el sector fallero y la conselleria de Sanitat llevan manteniendo reuniones con el fin de encontrar un punto intermedio que establezca una reapertura de los casales y de la cultura fallera sin que suponga un riesgo sanitario. Sin embargo, hace seis días se produjo un punto y a parte en las relaciones cuando la Junta Central Fallera (JCF) abandonó la mesa de seguimiento ante la inflexibilidad de Sanitat.

podemos quedar 100 personas en una casa o en un bar para hacer una junta, pero no en nuestro casal. Es vergonzoso”.

presidente de la Interagrupación de Fallas, Guillermo Serrano.

Lo que más incomoda a los implicados es que desde la Conselleria siempre se ha destacado el buen hacer del colectivo festero incidiendo y “pregonando” que han sido un sector ejemplar. “Nos hemos cansado de escuchar que los falleros hemos hecho las cosas bien, que hemos sido pacientes, que hemos aceptado todas las medidas sin objetar nada. Sin embargo, a la hora de abrir los casales nos hemos sentido olvidados”, ha explicado el presidente de la Interagrupación de Fallas, Guillermo Serrano a Actualitat Valenciana.

Y es que como ciudadano una persona puede ir a un bar, a una casa… incluso a una discoteca, pero no puede ir a un casal fallero a preparar la semana cultural, o la semana que comprenderá del 1 al 5 en septiembre a la semana de festejos falleros. “Agosto es un mes inútil en cuanto a programación festera, pues la gente esta de vacaciones y no podemos reunirnos para planificar nada. Solo nos queda julio, y al paso que vamos, ya llegamos tarde”, relataba.

Precisamente por este motivo, el enfado es aun mayor: “podemos quedar 100 personas en una casa o en un bar para hacer una junta, pero no en nuestro casal. Es vergonzoso”. En palabras del presidente, no entienden como prácticamente todos los sectores han sido desescalados desde que acabaron las medidas restrictivas menos el festero.

Qué pide el sector fallero a Sanitat y a la Generalitat Valenciana

Desde un primer momento, las relaciones con el Ayuntamiento de València han sido fluidas. El alcalde del Cap i Casal enseguida se apresuró por destinar ayudas a los sectores más tradicionales -aunque algunos las tachan de insuficientes- y se ha mantenido un diálogo constante para promover nuevas fechas para las Fallas 2021 o elaborar un plan conjunto de fiestas adaptadas por la pandemia.

El problema, según el sector, viene con conselleria de Sanitat y la Generalitat Valenciana. “Queremos que se nos deje abrir en los casales como a las licencias de los bares, para poder reunirnos -respetando las medidas de seguridad sanitarias- y planificar la semana fallera, así como poco a poco, intentar resurgir la economía”, denunciaba Serrano.

“Vamos a tener que adoptar alguna medida que no queremos”

Presidente de la JCF, Carlos Galiana.

De esta forma se lo trasladaron a Joan Ribó y a Carlos Galiana en la reunión que incluía a Guillermo Serrano, a Francisco Martínez, representante de las Fallas de la Comunitat Valenciana sin Junta Local; Martín Martínez, presidente de la Junta Local Fallera de Lliría, y representante de la Confederación Intercomarcal del Camp del Túria y l’Horta Nord; y Ferran Martínez, representante de la Delegación de Juntas Locales de la Junta Central Fallera.

El sector fallero denuncia la falta de criterio sanitario

“Como ciudadanos a los que nos ha tocado vivir una pandemia entendemos los riesgos que conlleva la generación de aglomeraciones o la relajación de las medidas en los entornos sociales. Por eso, hemos trabajado durante estos 25 días con los implicados para llegar a un acuerdo seguro y nos sentimos ignorados. En todos estos días el ocio nocturno ha disfrutado de su apertura y nosotros no hemos recibido ningún informe técnico que justifique el cierre de los casales”, explicaba Guillermo Serrano.

Por este mismo motivo, el alcalde y el concejal han lanzado un ultimátum a la Conselleria: “exigimos que antes de una semana se dicte la normativa necesaria para regular las Fallas de 2021, con todos los actos que conllevan como pasacalles, conciertos, actuaciones, Ofrenda, montaje de carpas y demás permisos relacionados con la licencias de actividad”. Así de contundentes han sido las palabras de los representantes del consistorio.

joan ribo y carlos galiana en ayuntamiento

Además, Galiana se ha mostrado muy enfadado con la administración autonómica y ha lamentado que aún no se hayan abierto los casales falleros “pese a que el colectivo fallero ha demostrado ser muy responsable en el cumplimiento de las normas Covid”. Al final, deslizó el presidente de la JCF “vamos a tener que adoptar alguna medida que no queremos”, sentenciaba.

“Sinceramente cuando llevamos un mes de negociaciones, no paramos de escuchar que hemos sido un sector ejemplar en cuanto a la Covid-19, y aun así somos los únicos que no podemos abrir, se nos queda cara de tontos”, finalizaba el presidente.

Ana Barceló contesta al Ayuntamiento de València en Twitter

Por si parte, la consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha querido contestar en su cuenta de Twitter personal tras enterarse de las palabras del alcalde: “en plena pandemia no se puede dar un ultimátum. El virus sigue ahí afuera. Entiendo la ilusión y las ganas, pero tenemos que actuar desde la màxima responsabilidad. Sigamos siendo prudentes”, contestaba.

CatalanSpanish