Aliaga: ‘Soy alcalde por mi pueblo y para mejorar la calidad de vida de mis vecinos’

El nuevo alcalde de Rocafort del PP, Agustín Aliaga, repasa los dos años de tripartito con Vox y Cs y explica los proyectos de futuro.

Agustín Aliaga lleva veinte años en política y doce dentro del equipo de gobierno. Ahora tras varios años como teniente alcalde y concejal de fiestas, ha pasado a primera línea y se ha convertido en el nuevo alcalde de Rocafort.

Aliaga repasa para Actualitat Valenciana como han sido los dos años de tripartito con Ciudadanos y Vox, su llegada a la alcaldía y los retos de futuro para mejorar la localidad y la vida de los vecinos y vecinas.

P: ¿Por qué se presentó como alcalde?

R: Soy alcalde por mi pueblo y para que este funcione a la perfección. Quiero mejorar la calidad de vida de mis vecinos y vecinas.

P: ¿Cómo surgió el tripartito? 

R: Tras los resultados de las últimas elecciones, se podía obtener mayoría absoluta con la suma del tripartito y nos unimos. Hicimos un pacto a tres y ha durado dos años, ya que acordamos dos años de gobierno para Ciudadanos y dos para el candidato del PP a partir del segundo año.

P: ¿Cuáles fueron las líneas principales del pacto? 

R: Desde el primer momento Vox, Ciudadanos y PP llevábamos programas electorales parecidos por eso nos unimos. Hemos empezado haciendo una serie de proyectos en la línea de Cs y ahora empezarán a haber cosas del PP y Vox. 

P: ¿Ha sido complicado el tripartito? 

R: Hasta marzo todo funcionaba correctamente, pero tiraron de la Delegación de Urbanismo a nuestra compañera Susana Martínez y ahí empezó un poco el malestar… pero bueno al final la cosa ha mejorado. 

Estábamos por el pueblo y nuestros habitantes, y decidimos aguantar. Al final todo se ha llevado a un entendimiento y estos dos años que quedan haremos cosas relacionadas con el pueblo y urbanismo. Ahora no va mal se ha estabilizado.  

P: ¿Han sido meses complicados entiendo? ¿Han habido muchos problemas?

R: No han habido problemas, sino cosas que no nos gustaban. Yo estaba como candidato por mi pueblo y mis vecinos, y no nos podíamos ir ni yo ni ningún compañero. Hemos aguantado y han pasado algunas cosas, pero ahora todo el mundo asume que el tiempo es para el PP con el apoyo de Cs y Vox. 

“Por ahora no hay ningún problema, siempre y cuando cada uno sepa donde está”

P: Con su llegada a la alcaldía ¿ha devuelto a la edil de Urbanismo al equipo de gobierno? 

R: En el momento que entré como alcalde Susana Martínez volvió a ser delegada, pero ahora es de Hacienda, Comunicación y Limpieza de Edificios Municipales, y no Urbanismo, pero sigue con dedicación exclusiva como tenía antes. 

En el pacto acordamos una dedicación exclusiva para el PP con Susana Martínez, para Ciudadanos con Rosario Marcos y media dedicación para Vox con Sergio Herrero. Hemos vuelto a ser los mismos, pero Susana ha pasado a Hacienda.

P: ¿La concejalía de Urbanismo es ahora de Ciudadanos?

R: Sí, en estos momentos sigue siendo de Rosario Marcos, pero sabiendo que por encima de todo está el alcalde. Ni espero ni deseo tener que intervenir en ningún caso. 

P: Tras su llegada a la alcaldía, ¿siguen la mismas carteras?

R: Solo ha cambiado que algunas delegaciones que llevaba Ciudadanos ahora han pasado a populares. Los temas de Hacienda, Comunicación, Transparencia, Cultura, Fiestas lo lleva el PP; y yo llevo la alcaldía y personal.

P: ¿Cómo es gobernar con Vox y Ciudadanos?

R: Por ahora no hay ningún problema, siempre y cuando cada uno sepa donde está y en qué momento. Actualmente no hay ningún problema.

P: ¿Vox conserva la misma cartera?

R: No ha habido ningún problema con el concejal de Vox y se ha quedado con lo mismo y está muy implicado. Sergio está a la altura de todo lo que se le pide.

P: ¿Cómo se decidió que Vox llevase la cartera de Servicios Sociales?

Servicios sociales en alguna forma lo pidió Vox. Consideramos que lo podía llevar perfectamente y está haciéndolo de forma sensacional, no hay ningún problema con él. Además de Asuntos Sociales lleva Educación con la Escuela municipal y la Escoleta.

P: ¿Qué proyectos de futuro tenéis?

R: Hace unos meses comenzamos con el parque Ramón Fontestad, ahora vamos por la segunda fase que está presupuestada y estará licitada para que se haga en 1,8 millones de euros próximamente. Cuando terminemos con lo que llevamos entre manos, vamos hacer más cosas relacionadas con el pueblo que en proyectos nuevos. Vemos que hay cosas muy deterioradas y hay que ponerle mano y empezar arreglarlas.

P: ¿En qué cosas hay que ponerle mano y arreglarlas?

R: Calles, jardines, por ejemplo la Llotgeta que está totalmente destrozada y es lo que nos identifica como pueblo porque es muy importante. Además de un refugio para que vuelva a funcionar mediante un nuevo proyecto, y bueno todo lo que dé de sí con las subvenciones que llegan de Diputación.

P: ¿Qué propuestas tenéis para afrontar la recuperación?

R: Uno de las cosas que teníamos en mente era bajar el IBI al pueblo de Rocafort, todavía no sabemos el porcentaje pero lo vamos a bajar. Es una apuesta que llevábamos en nuestro programa electoral. También se ha aprobado en el Pleno una gratificación para las personas que instalen placas solares para incentivar y reducir el CO2 en el pueblo y a nivel de la Comunitat.

“ESTE AÑO SI TODO VA BIEN, VOLVEREMOS A RECUPERAR LAS FIESTAS PORQUE SON NUESTRAS TRADICIONES “

P: ¿Vais a prolongar la exención de impuesto de terrazas? ¿Habéis dado ayudas a los sectores más afectados?

R: Nosotros no cobramos el impuesto de terrazas, antes sí, pero ahora no. Esto surge un poco antes de la pandemia.

Desde Servicios Sociales se dan un montón de ayudas desde para pagar recibos de luz o de agua, hasta para pagar alquileres… se puede dar de todo siempre y cuando el que lo pida lo justifique y el informe policial diga que efectivamente, esta señora o este señor está en dichas condiciones. También hay una ayuda en domicilio para que todas las personas que lo necesiten puedan usarlo porque es totalmente gratuita.

P: ¿Cómo vivió la pandemia?

R: Si te digo la verdad, me dediqué a hacer mascarillas gratuitas. Se compró tela y se hicieron mascarilla con filtro y todo con la ayuda de las Amas de Casa del pueblo para repartirlas en el área de Asuntos Sociales. Después cuando llegaron las homologadas me encargaba de repartirlas a los trabajadores y a la gente que le hiciese falta.

P: ¿Hubo mucha solidaridad en el pueblo?

R: Sí, el pueblo fue totalmente solidario. Tanto para colaborar como para dar cosas para ayudar. Por ejemplo, íbamos a la farmacia y le llevábamos todo lo que se necesitaba a las personas que no podían salir. Hubo mucha colaboración de los vecinos con el Ayuntamiento y es necesario resaltarla porque de alguna forma se han volcado con todos.

P: ¿Se han celebrado las fiestas o las fallas?

R: Las fiestas solo la parte religiosa. En cuanto a las Fallas coincidía que todavía era yo concejal de Fiestas, como he sido toda la vida. Decidimos aguantar hasta que llegara el momento para ver si se suspendían o no, pero cuando València dijo que se hacían, las hicimos aunque no como siempre. Hemos hecho la recepción fallera en el Ayuntamiento, la plantà y la cremà, pero no han habido ni charangas, ni pasacalles ni paellas.

P: ¿Los vecinos y vecinas tenían ganas? ¿Había un ambiente festivo?

R: La gente tenía unas ganas locas de que hubiesen fiestas, me paraban por la calle y me decían: “¿qué pasa?” y yo les constaba que cuando llegará el momento lo haríamos.

Por ejemplo para el 9 de octubre se ha hecho una fiesta con una mascletà, un castillo, una paella gigante y gigantes y cabezudos. Además de una charanga con todas las normas de seguridad como el uso de la mascarilla.

P: ¿Y cómo ha vivido como concejal de Fiestas no celebrarlas?

R: Muy mal porque estábamos muy acostumbrados, en Rocafort tenemos fama de hacer buenas fiestas y al pararse todo desde marzo 2020 no hicimos nada. Intentamos hacer algunas cosas, pero cada vez habían más contagios.

Este año si todo va bien volveremos a recuperar las fiestas porque son nuestras tradiciones y somos partidarios de conservarlas por encima de todo.

CatalanSpanish