José Pla: “La banca territorial y comprometida con el territorio como Caixa Ontinyent puede ser una alternativa frente a los grandes bancos”

El nuevo presidente de la entidad advierte que vamos a tener que convivir con más crisis y por eso la Obra Social apostará por los más vulnerables

Com un amplísima trayectoria tanto como experto economista pero también como parte de Caixa Ontinyent, hace pocas semanas de José Pla aceptó la presidencia de la entidad y Actualitat valenciana se acerca a conocer cuáles serán los ejes por los que discurrirá el futuro de una emblemática entidad como esta que sigue apostando con firmeza por un modelo territorial de cercanía y compromiso social.

De hecho, el tandem que forma su visión racional y de eficiencia financiera junto con “la importancia del territorio y el impacto local y, sobre todo, la vocación de servicio que tiene la empresa hacia los más vulnerables“, como él mismo explica, pueden refrescar la imagen de una entidad en momentos complicados por la crisis generada por la pandemia.

1.- Buenos días Sr Pla, con su reciente nombramiento al frente de Caixa Ontinyent, qué ha cambiado o puede cambiar en la entidad en un futuro?

“No planteo una presidencia disruptiva, y por tanto mantendremos los principios de prudencia, independencia y no intervención en la gestión diaria de la Caja. Creo que mis conocimientos sobre estrategia empresarial y competitividad pueden ayudar para afrontar los nuevos retos del entorno a los que se enfrenta el sector (digitalización, sostenibilidad, crisis, etc.)”.

“Por otra parte, una visión analítica, como la que tenemos los investigadores, y desde fuera de la gestión diaria, puede ser un buen complemento para los profesionales de la casa en la toma de decisiones estratégicas”.

2.- Aunque conoce perfectamente el funcionamiento de Caixa Ontinyent pero quizás haya clientes “de toda la vida” que se planteen cuáles son los objetivos que busca para la entidad al aceptar la Presidencia o qué es lo que tiene en mente.

“Dada la complejidad del nuevo entorno en el que se sitúa el sector, nos gustaría actualizar nuestro plan estratégico, de forma que pudiésemos vislumbrar qué tipo de entidad queremos ser a medio plazo y dónde queremos situarnos.

También vamos a intensificar el esfuerzo comunicativo para que la sociedad realmente perciba el valor diferencial de nuestro modelo. Nosotros no tenemos accionistas, la propiedad de la Caja corresponde a la sociedad en general y, por tanto, la parte que otras entidades destinan a retribuir a sus propietarios, nuestra Caja la destina a esa sociedad en forma de obras de interés social”.

“Nosotros no tenemos accionistas, la propuedad de la Caja corresponde a la sociedad en general y, por tanto, la parte que otras entidades destinan a retribuir a sus propietarios, nuestra Caja la destina a esa sociedad en obras de interés social”

“Por último, siempre he considerado que el mejor activo de una empresa son sus empleados. En este sentido, me gustaría acercar más el Consejo de Administración a los empleados. Que nuestros empleados nos conozcan y que puedan trasmitirnos directamente sus inquietudes. Creo que es justo reconocer que Caixa Ontinyent sigue como entidad independiente gracias al esfuerzo y profesionalidad de sus trabajadores, y a la confianza de nuestros clientes”.

3.- Toma las riendas en un momento económicamente complejo para autónomos, pymes y miles de personas, Cómo cree que repercute la peculiaridad de ser la única Caja de Ahorros de la Comunitat y sobrevivir a tantas fusiones de otras entidades en esta situación de cara a las expectativas de sus clientes?

“En el sector financiero hay que tener en cuenta que existen operadores de muy distinta naturaleza, tamaño y modelo de negocio. Por tanto, las estrategias que son adecuadas para unas empresas no tienen por qué ser válidas para otras. Nuestro modelo de negocio es totalmente distinto al de CaixaBank, y, por tanto, mientras nuestras ratios estén dentro de los parámetros aceptados por el Banco de España, no tenemos por qué cambiar de estrategia.

Existe un modelo de Banca en el que prima el crecimiento y las economías de escala; y un modelo de banca territorial donde ofrecemos otro tipo de servicios y somos más cercanos. Esta banca territorial y comprometida en el territorio, como existe en otros países, puede ser una alternativa frente a los grandes bancos”.

“Creo que hay un nicho de posibles clientes, cada vez más grande, que tienden a preferir este tipo de banca más accesible y que, en nuestro caso, además contribuye a la sociedad no sólo a través de la actividad financiera sino también con nuestra obra social”.

4.- La vertiente social y en especial también el compromiso con la gente, han marcado gran parte de las acciones de esta entidad a través de acciones puntuales, proyectos y obras de carácter social, ¿Qué tiene que ver esto y como va a seguir cuando precisamente quien asume ahora la presidencia también tiene un marcado currículum dentro del ámbito de la docencia y la formación económica?

La obra social es la esencia de nuestra caja y la razón de su existencia. Por tanto, no planteo cambios drásticos. Evidentemente sólo podremos hacer obra social si tenemos una empresa competitiva y sana, y de ahí la importancia de fortalecer el capital como prioridad básica”.

“En cuanto al destino de los fondos, acumulamos toda una serie de proyectos que son necesarios que continúen. Ahora bien, es evidente que esta crisis nos ha mostrado nuevas necesidades y nuevos colectivos que precisan de ayuda. No descarto que abramos un proceso de reflexión para realmente detectar donde nuestra obra social podría ser más beneficiosa para las personas”.

5.- ¿Cómo se puede “ayudar” o estar al lado de clientes que están enfrentándose a las consecuencias económicas de algo tan inesperado como esta pandemia?

“Lamentablemente esta crisis, como todas las crisis, ha afectado a los más débiles. Desde el principio de la pandemia, y como entidad financiera socialmente responsable, hemos intentado estar al lado de las familias y las empresas, garantizando el acceso a los servicios financieros, canalizando las ayudas y flexibilizando las condiciones de nuestros contratos.

Después de esta crisis, creo que en Obra Social debemos hacer un esfuerzo adicional en prestar más atención a los colectivos más vulnerables (jóvenes, parados, inmigrantes, mayores, etc.), aunque ello tenga menos impacto comercial y de imagen que otras actividades”.

Es necesario que las entidades financieras nos impliquemos más en la lucha contra la exclusión social y financiera, e internalicemos los principios de la sostenibilidad en todas aquellas actividades en las que participemos o sobre las que tengamos incidencia.

Después de esta crisis, creo que en Obra Social debemos hacer un esfuerzo adicional en prestar más atención a los colectivos más vulnerables (jóvenes, parados, inmigrantes, mayores, etc.), aunque ello tenga menos impacto comercial y de imagen que otras actividades”

“Después de esta crisis creo que que en Obra social debemos hacer un esfuertzo adicional en prestar más atención a los colectivos más vulnerables (jóvenes, parados, inmigrantes, mayores…) aunque ello tenga menos impacto comercial y de imagen que otras actividades”

6.- Aunque no hay fórmulas mágicas pero seguro que la pregunta que más le repiten colegas, amigos, alumnos y clientes es cómo cree que podemos remontar lo que nos ha pasado? Pues bien Sr, Pla, ¿Cómo lo hacemos en términos de economía doméstica y en términos de pequeña economía empresarial?

“Creo que es necesario internalizar que vamos a tener que convivir con más crisis. Estas crisis podrán tener un mayor o menor impacto y una mayor o menor probabilidad de ocurrencia, pero deberán asumirse como inevitables. Consecuentemente, es necesario incrementar nuestros niveles de resiliencia.

A nivel de economías domésticas deberíamos intentar construir colchones de seguridad o al menos mantener niveles de deuda por debajo de los máximos asumibles. A nivel de empresa aplicaría lo mismo, pero adicionalmente se necesitaría incorporar herramientas de gestión de control del riesgo que incorporen planificación de escenarios, test de stress y planes de continuidad del negocio frente a nuevas disrupciones”.

7.- Este pasado año hemos vivido lo malo y lo bueno de la globalidad, ¿Dónde sitúa usted ahora como Presidente de Caixa Ontinyent lo bueno y lo malo de esta entidad en términos de solidez, solvencia y confianza para pequeños ahorradores, grandes inversores y “supervivientes”?

Tenemos un balance muy sólido, con unos niveles de capital muy por encima de los mínimos exigibles, un nivel de morosidad por debajo de la media del sector y unas perspectivas de acabar este año con una cifra de beneficios que podría estar alrededor de los 8 millones de euros.

A esto hay que añadirle la profesionalidad de nuestros trabajadores y la confianza de nuestros clientes. Los vectores de mejora sobre los que tenemos que actuar son, por una parte, como mejorar la eficiencia ya que por tamaño a veces no podemos alcanzar todo el potencial de las economías de escala y, por otra, cómo incrementar la rentabilidad en un entorno caracterizado por intereses negativos.

Como cualquier otra empresa de servicios, necesitamos cobrar por la prestación de algunos servicios, y esto a veces resulta difícil de entender por parte de nuestros clientes más tradicionales”.

8.- Si tuviera que explicarle a un niño qué caracteriza a una entidad bancaria como la que usted preside frente a otros gigantes de la economía, en términos sencillos, ¿Cómo enfocaría esa clase?

“Intentaría hacer un símil con un sector más cercano para ellos como es el de la distribución de alimentos. Les explicaría que nosotros no somos Mercadona, que tiene una relación calidad/precio insuperable, pero somos ese pequeño supermercado de la esquina, con productos diferenciados, más personalizados, con un tendero que te conoce por tu nombre, que se implica en tus necesidades y que tiene al jefe al lado para consultarle cualquier necesidad específica que tengas como cliente.

Además te regalamos vales de descuento que puedes intercambiar por “obras sociales” que benefician a tu gente más cercana. Aspectos diferenciales que las grandes empresas no tienen”.

“si tuviera que explicarle a un niño que caracteriza a caixa ontinyent, explicaría que nosotros no somos Mercadona, pero somos ese pequeño supermercado de la esquina, con productos diferenciados, más personalizados, con un tendero que te conoce por tu nombre (…) además te regalamos vales descuento que puedes intercambiar por obras sociales”

9.- Por último, por favor, enumere en concreto tres elementos o perspectivas que cree que va a aportar y tres que pueda recibir o aprender a través de este nuevo cargo que ahora ostenta

“Soy una persona bastante comprometida con todo lo que hago, adicionalmente, creo que, modestamente, puedo aportar mis conocimientos y experiencia en el área de empresa, y una imagen renovada y accesible.

Evidentemente durante todos estos años en el consejo de administración he aprendido del know-how y expertise de nuestro personal. Además, como economista siempre tendemos a ser muy racionales y basar nuestras actuaciones en la eficiencia, el estar implicado en una empresa como Caixa Ontinyent te lleva a internalizar otro tipo de valores como son la importancia del territorio y el impacto local y, sobre todo, la vocación de servicio que tiene la empresa hacia los más vulnerables“.



CatalanSpanish