Rafa Simó, presidente de PortCastelló: “Si tuviéramos el noveno equipo de fútbol más importante de España seguramente todos los ciudadanos de la provincia lo conocerían”

El president de PortCastelló parla del futur d'una infraestructura que necessita ser entesa com una part de la ciutat amb relació directa amb la vida i l'economia dels seus veïns.

AVL

Rafa Simó cree firmemente en el trabajo del día a día, para conseguir hitos cada semana y llegar a metas a largo plazo. Afirma que le gustan los debates intensos y después de cinco años como concejal de urbanismo de Castelló, ahora, con la experiencia de cuatro meses al frente de PortCastelló, ha descubierto no solo la alta competitividad que supone el mundo portuario sino “el desconocimiento de la ciudadanía de un espacio tan próximo y a la vez tan lejano”. Una asignatura pendiente que solo se puede aprobar con grandes dosis de pedagogía “para hacer entender que el que pasa al Puerto forma parte del que pasa a Castelló y está íntimamente conectado aunque la gente no es consciente”.

Ha pasado de ser un puntal en el ayuntamiento de Amparo Marco a encontrarse en primera línea del fuego entre administraciones y empresa privada, pero ahora desde la perspectiva diferente que le otorga su cargo como Presidente del noveno Puerto en importancia de toda España.

P: Empezamos hablando de esas previsiones económicas y la evolución esperada del 8% por el 2021 y el descenso de un 10 o 11% del año que ahora se ha cerrado. A falta de los últimos datos. Cómo están las cifras?

R: El 10 o 11% de bajada del año pasado año, estamos hablando de ‘tráficos’ y el aumento del 8% estamos hablando de ingresos. Está relacionado, porque gran parte de los ingresos, evidentemente provienen de los tráficos y ese 8,7% de crecimiento estamos hablando sobre la realidad del 2020 y no sobre la previsión que teníamos.

P: Pero cree, dadas las circunstancias cambiantes, con todo el que respecto al comportamiento de la economía, esa previsión habrá que ajustarla de nuevo?

R: Es difícil saberlo, pero una de las cosas que nos ha enseñado la pandemia es que afecta los sectores de manera diferente. Nosotros hablando con nuestros clientes del Puerto vemos como un optimismo contenido. Por ejemplo, el sector cerámico ha funcionado bien pese a todo, y nosotros que somos un puerto por donde entra más del 90% de la materia prima, lo notamos. Somos un termómetro para ese sector. Toda la industria del Serrallo con todos lo graneles líquidos ha aguantado muy bien. En temas de contenedores tenemos un futuro un poquito más incierto que veremos en los meses próximos como se desarrollará. Al final, la pandemia nos ha llevado a un mundo mucho más incierto del que creemos que teníamos. El puerto no deja de ser un termómetro de aquello que pasa.

P: El Puerto, no solo mira en el mar. Cómo se trabaja la “necesidad de fortalecer el sentido de pertenencia a Castelló” que ha señalado otras ocasiones?

R: Al tener una infraestructura como el Puerto de Castelló en el noveno lugar en tráficos de todo el Estado, no acabo de tener claro si somos conscientes como sociedad de la importancia que esto tiene para toda la economía: la macro y la micro.

Aquí perdimos una línea muy importante de contenedores el febrero de 2020 y es evidente que esto afectaba empresas grandes, pero esto también tiene un efecto ‘cascada’ porque afectaba a los trabajadores de la estiba y a los transportistas; y a su vez el taller de la zona, la benzinera, incluso el bar donde iban a almorzar. La cadena logística es muy compleja y aunque a veces pensamos que nos pilla muy lejos, pero esto, al final acaba influyendo en las economías domésticas.

“si tuviÉRAmos el noveno equipo de fútbol más importante de España seguramente todos los ciudadanos de la provincia lo conocerían, y yo no tengo claro que se conozca que tenemos el noveno puerto más importante de España”

Yo a veces me hago una pregunta: si tuviéramos el noveno equipo de fútbol más importante de España seguramente todos los ciudadanos de la provincia lo conoceríamos, y yo no tengo claro que se conozca que tenemos el noveno puerto más importante de España y todo el que esto repercute. Por eso creemos que ahí hay un margen de mejora porque esto tiene un retorno hacia la sociedad que creemos que se tiene que conocer.

P: Y como hay que hacer esa pedagogía para dar a conocerlo?

R: Nosotros estamos trabajando en diferentes líneas: el primero es dar a conocer lo que hacemos y preocuparnos de cómo afecta esto que hacemos a nuestros vecinos, una tarea que ya hacía mi antecesor Francisco Toledo. Somos una administración pública y esa preocupación tiene que estar en primera línea.

P: Cómo se puede explicar, con el bagaje de haber sido concejal de urbanismo, la falta de terreno industrial en el Puerto?

R: Hay que explicarlo mucho -suspira- Los procesos urbanísticos son procesos largos y a largo plazo, y en esto la administración también tendrá que hacer una reflexión. En este caso, no somos conscientes de cómo de atados de manos y pies que estamos en la Ciudad de Castelló de la Plana por no tener Plan General desde el año 2008. Afecta cada día a muchísimas cosas, porque no tener esto definido hace que no puedan venir empresas inversoras y no tengan capacidad para crear nuevos puestos de trabajo.

Y volvemos a aquello de zona logística, porque a la gente le puede parecer muy lejano, pero si pensara que de aquí a unos años ahí se pueden instalar empresas que generan ocupación y que esto acaba siendo para gente que vive en Castelló de la Plana, ya estaríamos hablando de otra cosa. Afecta la economía de las casas y no tanto de las grandes empresas.

P: Cuáles son algunas de las cosas que tenía previstas PortCastelló para este 2020 o para un futuro más inmediato y que tendrán que esperar?

R: En las inversiones públicas importantes la pandemia ha afectado un poquito en el tiempo. Es decir, se han tenido que acompasar ciertas inversiones: por ejemplo la conexión ferroviaria entre astilleros está prevista y presupuestada con una previsión de cuatro años. Pero lo que estamos haciendo es hacerla acompasar con la llegada del acceso ferroviario: no tiene sentido conectar ferroviariamente los dos astilleros si no tenemos el acceso ferroviario.

La pandemia nos ha hecho un parada y cuando ahora las cosas empiezan a ir algo mejor se reactivarán esas inversiones: desarrollo urbanístico en el astillero sur, la parte privada almacenes, gestión medioambiental e inversiones para innovar todo el que pasa dentro de zona portuaria.

P: Cómo se enteró usted de esa subida del IBI que ya manifestó que no llegaba en el mejor momento: una aviso de algún compañero de partido? una llamada oficial?

R: Al final es muy difícil trazar la línea entre qué es oficial qué es oficioso o coloquial cuando hace cuatro meses nos vemos cada día y éramos compañeros. Entonces un compañero me dijo: “Mira Rafa, estamos acordando esto para que lo sepas, y tal” y así fue.

Más allá de las cantidades que puedan hacer falta por un ayuntamiento con un presupuesto de 180 millones de euros, el mensaje, en un mundo tan competitivo como el portuario no es el más adecuado. Creo que hay otras maneras de conseguir dinero desde el ayuntamiento que no penalizando la competitividad de PortCstelló.

“en todos los foros de reconstrucción se habla mucho de la colaboración publico-privada como uno de los elementos a desarrollar. Los puertos son un claro ejemplo de siempre de como esa relación NOS hace crecer”

P. La colaboración publico-privada al Puerto continúa como asignatura pendiente?

Una de las claves del funcionamiento y de los crecimientos de los puertos es esa relación publico-privada. Hay veces que las crisis sirven para poner cosas encima la mesa. A mí me llama mucho la atención cuando en todos los foros de reconstrucción se habla mucho de la colaboración publico-privada como uno de los elementos a desarrollar. Los puertos son un claro ejemplo de como esa relación nos hace crecer porque al final muchas de esas inversiones se hacen en una relación entre una apuesta y una inversión pública, pero evidentemente detrás hay también una apuesta y una inversión muy importante de la parte privada. Nosotros entendemos que el Puerto de Castelló, si tiene que continuar creciendo, será de la mano de las empresas privadas.

P: Se siente usted cómodo nadando entre dos aguas de esa parte pública y privada de que está hablando y buscando un equilibrio?

R: Esto no es una cuestión de comodidad, es una cuestión de fijar los objetivos que te tienes que marcar y trabajar para conseguirlos. No creo que sea un baile entre dos aguas por que no son un mundo público y otro privado: yo creo que hay un mundo donde vivimos todos y que hay muchos puntos de encuentro. Yo tengo también la inmensa suerte que dentro del ayuntamiento trabajaba en una concejalía que tenía muchísima relación con la parte privada, por eso no considero que sea un baile entre dos aguas sino una evolución de aquello que durante cinco años he estado trabajando, de hecho la mayoría de empresas ya me conocían de antes, esa ventaja ya lo tenía.

Rafa Simó, más personal

P: Para ser presidente de PortCastelló, qué es más importante, ser un buen político, buen economista o buen comercial?

R:Yo creo que comercial, creo que hacen falta las tres pero si me tuviera que quedar en una, comercial.

P: Dos  cosas que ha aprendido en estos primeros 100 días al frente de PortCastelló

R: ¿Dos solo? -ríe- una es la complejidad de la cadena logística y la segunda la competitividad dentro del sistema portuario, estatal e internacional. Esto es un mundo en qué lo más mínimo error se paga muchísimo!

P: ¿Dónde se ve de aquí a 4 años?

R: No lo sé. Ni hace cuatro años me hubiera preguntado dónde estaría ahora y si me hubiese preguntado en 2014 donde me pensaba encontrar, seguro que no te hubiera dicho nunca en un ayuntamiento. Yo creo mucho en el trabajo del día a día, no me considero una persona nada ambiciosa y esto me hace no mirar más allá ni meterme unos hitos como objetivos personales, sino que lo que me gusta es trabajar para mejorar la institución o la empresa en que estoy. ¿Así que donde me veo? No estaría a disgusto continuando mi trabajo en el proyecto de PortCastelló porque al final acabaremos la legislatura si no pasa nada, pero estaré donde tenga que estar. No me preocupa esto.

P: Si tuviera que invitar a cenar en su casa a dos o tres políticos otros partidos con quién usted ha tratado, y a dos o tres empresarios para que la velada fuera interesante y aportara cosas a quienes invitaría?

R:A escala política, yo creo que de Compromís, y he trabajado con él, siempre tiene buenas ideas más allá que las compartamos o no, Enric Nomdedéu sería una persona con quien además siempre merece la pena sentarse a charlar. Del PP, una persona a quién yo le tengo respeto, espero que me valga como PP todavía, es Javier Moliner.

Y después del mundo empresarial sin lugar a dudas Lola Guillamón, tiene una visión muy global; por aquello que representa para esta provincia cualquiera del sector cerámico y yo aquí tengo muy buena relación en Vicente Nomdedéu. Y mirando un poquito más al futuro Alfredo Cebrián el nuevo presidente de el CEEI, creo que le daría un toque a esas conversaciones innovador y mirando hacia futuro y una mirada más moderna.

R.- De qué se arrepiente en estos últimos años?

R: De nada, y esto no quiere decir que no me haya equivocado, pienso que cuando nos equivocamos sirve para aprender y no volver a cometer esos errores.

P.- Ordene de mayor a menor estos adjetivos en función del peso que tienen ahora, para Rafa Simó: Presidente de PortCastelló, socialista, grauero, ex regidor de urbanismo, amigo de sus amigos, gestor de crisis en momentos complejos.

R: La sangre es lo que más tira, así que grauero, porque además creo que detrás de ese sentimiento hay muchas cosas implícitas. Soy del que piensa que uno no es buen profesional sino es buena persona, entonces, amigo de sus amigos es el segundo; después socialista, a continuación presidente de PortCastelló, el de conflictos y el último ex-regidor de urbanismo.

P. Al margen del cargo que ocupan ahora, delegue tareas entre estos tres nombres con personas a las cuales usted conoce bastante bien: Francisco Toledo, Amparo Marco i Vicente Guillamón

P: Para ir de marcha?
R: Es que Vicente Guillamón es amigo mío! Hemos estado tantas veces de marcha que una más…

P: Para quedarse trabajando toda una noche a contrarreloj:
R: -Silencio- Paco Toledo

P: Para delegar en un acto importante:
R: Amparo

P: Para escribirle un discurso?:
R: Nadie, lo siento. Mis discursos me los escribo yo.

P: Para enfrentarse en una discusión como adversario?
R: Unos cuántos. A mí me gusta discutir con gente que tiene muchos conocimientos y en ese sentido tanto Francisco como Amparo serían discutidores tremendos.

P: Por qué motivo se levanta cada día?
R: En lo personal yo intento cada día dar algo a la gente que tengo cerca. Desde el punto de vista profesional yo creo que no hay día que no me levanto y que diga “a ver qué puedo hacer para ir mejorando el Puerto”.

- Advertisement -