Cerca de 1.800 escolares de Burriana han participado en la campaña de educación ambiental del Ayuntamiento y la Fundación Limne

Se han realizado un total de 77 talleres para alumnos de 3 a 18 años y han participado 12 centros escolares

El Ayuntamiento de Burriana y la Fundación Limne han realizado durante este curso escolar 2021-2022 un total de 77 talleres, a los que han asistido un total de 1.758 alumnos y alumnas de 3 a 18 años dentro de la campaña educativa medioambiental, en la que han participado todos los centros escolares de Burriana.

Además de estas actividades, se realizó una plantación de vegetación de ribera con 25 alumnos del IES Llombai el 17 de mayo, por lo que el total de participantes en la campaña educativa 21-22 se ha elevado a 1.783 personas.

Según ha explicado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Bruno Arnandis, con la campaña de educación ambiental, el Ayuntamiento y Limne pretenden “forjar un proyecto de ciencia que fomente nuevas vocaciones científicas/naturalistas mostrando la fauna y la flora del río Anna al alumnado y haciendo reflexionar sobre las problemáticas que le afectan, como residuos, especies invasora, etc, con ánimo de establecer relaciones entre los problemas ambientales y sus causa para prevenir las consecuencias y plantear soluciones personales o colectivas a los problemas observados”.

Se trata, ha manifestado Arnandis de poner de relieve la importancia de su conservación y, para ello, “tratamos de acercar al alumnado de Burriana la recogida de datos medioambientales y extraer información interpretable, planificar tareas y organizarse en equipo y realizar de manera eficaz tareas y proyectos de cariz científico, integrando el método científico. En la campaña han participado los 12 centros educativos del municipio.

Desde Limne han valorado la participación del alumnado de todos los niveles en todas las actividades como “óptima, involucrándose de forma activa y apostando por las dinámicas participativas”, igualmente han manifestado que “durante las explicaciones teóricas los y las alumnas formularon preguntas y dudas y en todo momento se observó plena atención a las palabras de la monitora”.

Asimismo, la evaluación in situ de los conocimientos anteriores y posteriores de los niños y niñas asistentes muestran una buena adquisición de los conceptos gracias a la intervención, obteniendo resultados similares en los grupos de diferente edad.

Distintos talleres

En la campaña, el alumnado ha realizado siete tipos de talleres diferentes, como el llamado “¿Quién vive aquí?”, donde el alumnado recuerda que existen animales que van al río a beber y que dejan huellas que podemos reconocer, o el de “la fauna escondida” donde se reflexiona los diferentes tipos de rastro que deja la fauna y que, gracias a su estudio, se pueden identificar las especies de la zona.

Otro taller es el de “tortugas invasoras”, donde los y las escolares entienden el impacto del abandono de mascotas sobre la fauna autóctona, así como las medidas necesarias para su control, o el de la educación por el agua para tomar conciencia de la biodiversidad presente en el Clot y sus amenazas, y donde proponen acciones para su conservación.

En el taller de “Píldoras de biodiversidad” se recuerda que el ecosistema fluvial es delicado y complejo, que está formado de multitud de especies de flora y fauna y que es de vital importancia no abandonar especies exóticas e invasoras. Mientras que en la “Gincana de biodiversidad” el alumnado adquiere nuevos conocimientos sobre las metodologías de seguimiento de diferentes especies de animales, así como las características y peculiaridades de las mismas.

Finalmente, en el “taller de inspección de río” más “taller de ciencia” se aprende el concepto de bioindicador y la utilidad de los mismos en la evaluación del estado ecológico de un tramo de río, así como la importancia del bosque de ribera dentro del ecosistema fluvial.

ValenciàEspañol