43 escuelas participan en el programa educativo 50/50 impulsado por la Diputació de València

La vicepresidenta de la corporación y responsable del área de Medio Ambiente, Maria Josep Amigó, explica que con el programa 50/50 se fomenta el ahorro de energía y de agua en toda la comunidad educativa.

Cuarenta y tres escuelas públicas se han unido a la tercera edición del programa 50/50, que impulsa el área de Medio Ambiente de la Diputació de València a través de su estrategia Reacciona. El objetivo es reducir el consumo, la factura energética y las emisiones en las escuelas mediante sesiones formativas prácticas dirigidas a toda la comunidad educativa.

El programa se denomina 50/50 porque se propone que los ayuntamientos reviertan en el centro escolar el 50% del ahorro económico que se genere en la factura energética durante el curso 2022/23 e invertir el otro 50% en acciones de eficiencia energética en la escuela para conseguir nuevos ahorros en años posteriores. El programa no tiene fin, puesto que los ahorros conseguidos en un año se prolongan hacia los siguientes”, indica Maria Josep Amigó, vicepresidenta de la Diputació y responsable del área de Medio Ambiente.

El importe total de la subvención es de 208.000 euros, distribuidos entre 43 ayuntamientos con un máximo de 5.000 euros. Los ayuntamientos son los responsables de constituir el equipo energético con uno/a técnico/a municipal, que asistirá a las reuniones de preparación y de seguimiento, y que tendrá que facilitar a la empresa contratada la información del centro escolar.

Además, el equipo estará formado por una persona de dirección de la escuela, una o dos del claustro, uno/a responsable de conserjería o mantenimiento, otra del equipo de limpieza o comedor, dos alumnos por clase de los cursos de 5.º y 6.º de Primaria y opcionalmente, dos representantes del AMPA.

El equipo energético se encargará de diagnosticar el consumo energético y de agua de la escuela, elaborar un plan de ahorro y hacer el seguimiento de las medidas establecidas y la evolución de los resultados.

Escuelas participantes

Las 18 escuelas que implantarán el programa en este curso escolar son el CEIP Isabel la Católica de l’Olleria, el CEIP Cervantes de Buñol, el CEIP Ausiàs March de Paiporta, el CEIP Las Sitges de Burjassot, el CEIP Beato Carmelo de Real de Gandia, el CEIP Jose Blat Gimeno de Vinalesa, el CEIP Heretats de l’Alcúdia, el CEIP Fèlix de los Olmos de Favara, el CEIP Mestre Aguilar de Camporrobles, el CEIP Bertomeu Llorens de Catarroja, el CEIP Isidro Girant de Ayora, el CEIP Don Juan Lacomba Guillot de Chella, el CRA de Alfauir, el CEIP Domínguez Roca de Petrés, el CEIP Virgen María de Vallivana de Picassent, el CEIP Lluís Vives de Ontinyent, el CEIP Palancia de Algímia d’Alfara y el CEIP Francesc Carròs de la Font d’en Carròs.

Las otras 25 escuelas que lo implantaron el pasado curso escolar y que continuarán, como mínimo, hasta junio del año que viene son el CEIP Doctor Esplugues de Montaverner, el CEIP Sant Francesc de Borja de Llombai, el CRA La Serrania de Sot de Chera, el CRA El Pinar de Alcublas, el CRA de Rótova, el CEIP Castillo del Real de Marines, el CEIP Mara de Déu dels Xics de la Font de la Figuera, el CEIP Rafael Altamira de Quatretonda, el CEIP Fabián y Fuero de Villar del Arzobispo, el CEIP Virgen María de Pilar de Bonrepòs i Mirambell, el CEIP Tomàs Albert de Albuixech, el CEIP Virgen de Remei de Castelló de Rugat, el CEIP La Sénia de l’Alcúdia de Crespins, el CEIP Beata Inés de Benigànim, el CEIP Balmes de Guadassuar, el CEIP Las Higuerillas de Requena, el CRA El Tejo de Chera, el CEIP Albait de Bolbaite, el CEIP Severí Torres de Castelló, los aularios del CRA Bajo Turia de Gestalgar y de Domeño, el CRA Entreviñas de Fuenterrobles, el CEIP López Marco de Sollana, el CEIP Cristóbal Colón de Benetússer y el CEIP San Vicente Ferrer de Llíria.

Tal como señala Maria Josep Amigó, “lo más importante es el aprendizaje de buenos hábitos en ahorro energético y agua. Ese es el poder transformador del programa 50/50”.

CatalàEspañol